El Gobierno aprobará este martes la Ley de Salud Sexual que permite a las menores de 16 años abortar sin consentimiento paterno

La reforma también contempla el reparto de productos de higiene menstrual en colegios y en centros sociales y penitenciarios

1 Comentarios

Archivo   Embarazo.   CLÍNICA MARGEN   Archivo
Archivo Embarazo. CLÍNICA MARGEN Archivo

El Consejo de Ministros aprobará este martes la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que permitirá abortar a las menores de 16 y 17 años sin consentimiento paterno y persigue que los abortos se hagan mayoritariamente en centros sanitarios públicos porque ahora el 85 por ciento se hace en centros privados.

La reforma, que ya fue aprobada por el Ejecutivo en primera vuelta el pasado mes de mayo, pero que estaba pendiente de los informes consultivos, tendrá que pasar por el Congreso de los Diputados y por el Senado, donde puede sufrir modificaciones para salir adelante por parte de los socios del Gobierno de coalición. La ministra de Igualdad, Irene Montero, adelantó este lunes que ya está negociando con los grupos parlamentarios para sacar "cuanto antes la ley", que espera que esté definitivamente aprobada antes de que acabe el año.

El aborto será libre hasta la semana 14 de gestación, hasta la 22 por causas médicas, y sin límite si se detectan graves anomalías incompatibles con la vida y siempre que lo determine un comité clínico.

Las comunidades autónomas tendrán que crear un registro de objetores sanitarios que no quieren realizar la interrupción voluntaria del embarazo para que en los servicios públicos haya siempre profesionales suficientes para poder practicarlo.

Se garantiza la dispensación gratuita de la anticoncepción de urgencia, la denominada 'píldora del día después', en los centros de salud y en los servicios especializados en salud sexual y reproductiva.

Salud mestrual

La norma contempla "el derecho a la salud menstrual" como parte inherente del derecho a la salud sexual y reproductiva, y crea un tipo de incapacidad temporal especial por esta causa supervisada por médicos, así como el reparto de productos de higiene menstrual en colegios y en centros sociales y penitenciarios para "combatir la pobreza menstrual".

En este sentido, la Ley busca también que "la menstruación deje de ser un tabú" y por esto en los centros escolares se dará formación en salud sexual y reproductiva que formará parte del currículo durante toda la educación obligatoria y será impartida por profesionales capacitados en esta materia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído