A Guarido se le acumulan los proyectos inacabados: cinco años de promesas sobre la depuradora de Carrascal

Francisco Guarido presentó por primera vez en octubre de 2015 las obras anunciando que “se ejecutarían de manera inmediata”

 Imagen de la presentación del proyecto el pasado 2016
Imagen de la presentación del proyecto el pasado 2016

En marzo del año pasado el gobierno de España desdijo al subdelegado en Zamora diciendo que todos los tramites ambientales están acabados, y solo está pendiente el convenio para ejecutar la obra y concretar su gestión, por parte del ayuntamiento, una vez acabada.

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora solicitará explicaciones al alcalde de Zamora sobre el estado en el que se encuentra el proyecto de la depuradora del barrio de Carrascal. Una obra más, de las llamadas por el propio alcalde, como “proyectos de legislatura” y que a día de hoy duerme en el sueño de los justos junto con la ampliación del Teatro Principal, el banco de España, o el parque de bomberos.

El 20 de octubre de 2015, el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, sacaba pecho después de una reunión con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), en la que aseguraba “haber desbloqueado un proyecto importante para la ciudad de Zamora, en este caso la depuradora del barrio de Carrascal, y que la obra se financiaría íntegramente por la confederación hidrográfica, sin coste para el ayuntamiento, y que los plazos de ejecución y puesta en funcionamiento serian menores a los 12 meses. Tres años después, en 2018, volvió a reiterar a la confederación que el ayuntamiento ya había puesto a su disposición los terrenos donde debía instalarse la depuradora, y que solamente faltaba que esta sacará a licitación el proyecto. En esa rueda de prensa a los medios de comunicación, recortó los plazos, y afirmó “que las obras estarían acabadas en un plazo de 3 a 6 meses”.


 

En el año 2020 el subdelegado del gobierno en Zamora realizó unas declaraciones en las que aseguraba que el proyecto de la depuradora presentado por la CHD no cumplía con la legislación europea de aguas y que por lo tanto se realizaría un nuevo proyecto en el plazo máximo de 12 meses, información que posteriormente fue rectificada por el Ministerio, ya que responsables de este, aseguraron en sede parlamentaria que el proyecto ya ha finalizado su tramitación ambiental, y que el ayuntamiento ha notificado la puesta a disposición de los terrenos necesarios y que solo está pendiente la firma de un convenio para la ejecución de obras y donde se concrete la cofinanciación de la infraestructura y su posterior gestión por parte del ayuntamiento.

En palabras del portavoz popular, Víctor López de la Parte, “la depuradora del barrio de Carrascal vuelve a ser una evidencia de la ineficacia del equipo de gobierno en el liderazgo de proyectos y en la gestión de los asuntos importantes de la ciudad”, “nada se ha vuelto a saber de esta obra tan necesaria para el barrio de Carrascal y lo que es peor, llevan 8 años anunciando la inmediatez de las obras, mientras se está incumpliendo la normativa medio ambiental de vertido de aguas”.

Por estos motivos los concejales populares preguntarán en la próxima comisión de obras y medioambiente sobre la situación real del proyecto, cuantas veces se ha reunido o solicitado reunión por parte del alcalde de la ciudad con representantes de la Confederación Hidrográfica del Duero o responsables del ministerio de Transición Ecológica para desbloquear este asunto. También los concejales del Partido Popular quieren recordar a los representantes del gobierno de España en Zamora, que el plazo del calendario de depuración de aguas pactado con la UE expiró en 2016 y que es una obligación del gobierno de España la realización de estas obras para no incumplir las normativas europeas que pueden conllevar sanciones por su incumplimiento. Recordando que este proyecto no sale en los presupuestos generales del estado.

Por otra parte los concejales del Partido Popular pedirán explicaciones al concejal de medio ambiente sobre si la ciudad de Zamora podría haber pedido las subvenciones habilitadas por el ministerio de Transición Ecológica con cargo a los fondos europeos de recuperación y resiliencia que se habilitaron para la financiación de infraestructuras de depuración de aguas en pequeños núcleos de población que no hayan sido declarados de interés general del estado y estén incumpliendo la normativa como es el caso del barrio de Carrascal.

En último lugar, el portavoz del PP “ pide entendimiento al Alcalde y al Subdelegado del gobierno en Zamora, y solicita que dejen a un lado los intereses partidistas y busquen el bien de los ciudadanos que representan, después de una cascada de informaciones contradictorias sobre este proyecto en los últimos ocho años”, y finaliza “ los ciudadanos no quieren más fotos ni carteles, ni que se pasen la pelota unos a otros, los vecinos del barrio de Carrascal quieren soluciones y que la depuradora sea una realidad de manera inmediata.”

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído