La incidencia del COVID-19 a catorce días se dispara en Zamora y se acerca al millar

Se mantiene por detrás únicamente de Burgos.

0 Comentarios

Gente paseando
Gente paseando

La incidencia acumulada por el COVID-19 a siete días en Castilla y León registró este jueves un freno al crecimiento paulatino de este indicador en las últimas semanas al apuntar 472,08 casos por cada 100.000 habitantes, menos que los 473,67 registrados ayer, si bien la tasa a 14 días continúa con su ascenso vertiginoso al notificar 808,46 casos en la última jornada, casi el doble que los 410 dados a conocer hace una semana por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

Por provincias, en relación a la incidencia a siete días, Burgos (924,65 casos), Palencia (601,29), Zamora (478,93) y León (338,93) experimentaron un decrecimiento de casos con respecto a la jornada precedente, si bien Soria (444,40), Valladolid (419,86), Salamanca (368,42), Segovia (296,46) y Ávila (267,66) mantuvieron la tendencia ascendente de los días anteriores.

En cuanto a la incidencia a 14 días, todas las provincias crecieron en su número de casos, manteniéndose en riesgo muy alto, con Burgos con la tasa más alta al registrar 1.472,67 casos, seguida por las provincias de Zamora (986), Palencia (967,43), León (729,78), Valladolid (696,44), Soria (652,54), Salamanca (627,19), Segovia (470,43) y Ávila (341,23).

La tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 en mayores de 65 años mantiene también su ritmo de ascenso al pasar, en relación a 14 días, de los 109,34 casos notificados ayer a los 124,98 de hoy, aún en riesgo alto pero al límite del riesgo muy alto. En este se encuentra la tasa a siete días, que hoy contabiliza 87,34 casos por los 79,03 registrados ayer.

Estabilización en UCI, aumento en planta

La jornada de este jueves también refleja un aumento en la ocupación de camas en las plantas de los hospitales por pacientes COVID, al apuntarse un 4 por ciento frente al 3,51 notificado ayer. No obstante, las UCI tienden a la estabilización, al registrar, por segunda jornada consecutiva, una ocupación de pacientes COVID del 10 por ciento. 

Así, en relación a las unidades de cuidados intensivos, solo Palencia incrementó sus pacientes COVID al pasar del 20 al 25 por ciento de ocupación, mientras que Burgos (17,78 por ciento), Soria (14,29 por ciento), Segovia (12,9 por ciento), Ávila (11,11 por ciento) y León (8,70 por ciento) mantuvieron el mismo grado de ocupación. Valladolid, al descender del 9,18 al 8,16 por ciento, compensó el ascenso en Palencia y Zamora (5,26 por ciento) y Salamanca (1,89 por ciento) registraron el mismo nivel de ocupación en UCI que la jornada precedente.

En cuanto a las camas de hospitalización en planta de los centros de la comunidad, Burgos y Zamora se encuentran todavía en riesgo medio con una ocupación del 8,95 y 6,96 por ciento, respectivamente, mientras que León (3,95 por ciento), Palencia (3,03 por ciento), Valladolid (3 por ciento) y Soria (2,93 por ciento) se mantienen en riesgo bajo. Por último, Ávila (1,82 por ciento), Salamanca (1,79 por ciento) y Segovia, sin pacientes COVID en planta, se enmarcan aún en los ratios de la nueva normalidad.

La positividad global de las pruebas diagnósticas vivió su segunda jornada de ascenso para situarse en el 17,63 por ciento y el porcentaje de casos con trazabilidad se incrementó, por primera vez en varios días, hasta el 41,86 por ciento. Por último, el índice reproductivo básico experimentó una nueva jornada de caída hasta situarse en 1,12, con Ávila (1,64), Soria (1,34), Palencia (1,21), Segovia (1,20), Valladolid (1,19), Burgos (1,17) y Salamanca (1,07) aún por encima de la unidad máxima recomendada por las autoridades sanitarias, debajo de la que se sitúan las provincias de Zamora (0,95) y León (0,90).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído