Incremento de costes y falta de ayudas: el futuro incierto de las autoescuelas zamoranas

El sector se encuentra muy afectado por el incremento del precio de la luz y los carburantes, algo que les afecta de manera directa y que repercute en sus costes

Un examinador con un alumno de una autoescuela. EP
Un examinador con un alumno de una autoescuela. EP

Los zamoranos miran desde hace tiempo el precio de la gasolina con recelo. El aumento de los carburantes ha supuesto un duro golpe a los bolsillos, quedando ya por encima de los dos euros el litro y dejando problemas para los ciudadanos.

Transportistas, taxistas y empresas han sido los otros grandes perjudicados. Gremios entre los que se encuentran las autoescuelas, quienes se consideran las grandes olvidadas al no ser reconocidas como parte del sector del transporte por parte del Gobierno, no pudiendo optar así al Plan de ayudas directas del Estado.

Situación que afecta también a las autoescuelas zamoranas, donde el futuro se presenta incierto al igual que en el resto del país. Aumento de costes que, por el momento, tratan de evitar hacer pagar a los alumnos, aunque no descartan tomar dicha medida.

Enrique Lorca, presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas, tiene claro que el aumento de los precios de la gasolina “nos obligará a subir el precio de la hora de clase”, incremento que podría ser de entre dos y cuatro euros. Decisión que podrían tomar en un sector donde, de seguir con esta tendencia de incremento de costes, podría contar con varios negocios “abocados al cierre”.

“Algunas autoescuelas mantienen el precio a los antiguos alumnos y a los nuevos han dado el paso para incrementar el precio”, reconocen desde la Confederación Nacional de Autoescuelas, reiterando además que los propios establecimientos sufren el precio de la luz al contar con los ordenadores y las aulas para las clases teóricas.

La organización propone fijar el precio de los combustibles o un descenso del IVA a través de un Real Decreto, algo que recuerdan que se realizó “cuando la factura eléctrica se disparó”. “Las situaciones excepcionales requieren soluciones excepcionales”, zanja Lorca.

Gastos que se suman a la renovación de la flota cada pocos años y que, desde hace meses, en algunos casos, han pasado de un gasto mensual de 1.000 euros en gasolina por vehículo a cerca de los 2.000 euros.

Problemas para los que exigen soluciones al verse fuera del sector del transporte por parte del Gobierno de España, alzando la voz para lograr un “margen directo” entre costes y beneficios para poder mantener los negocios abiertos en un momento donde, además, aumenta el número de alumnos con las vacaciones de verano.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído