Jesús Nazareno considera que dos mil hermanos no desfilan por acudir al botellón

 Jesús Nazareno considera que dos mil hermanos no desfilan por acudir al botellón
Jesús Nazareno considera que dos mil hermanos no desfilan por acudir al botellón

La cofradía de Jesús Nazareno es una de las más afectadas por el ya famoso botellón de la noche del Jueves al Viernes Santo. De hecho, esta cofradía estima que más de dos mil de sus hermanos no desfilan en la procesión porque están en el botellón que se ‘organiza’ en el Parque de San Martín. “Siendo todos los hermanos que somos, el año pasado tan solo fueron 1.700 cofrades los que hicieron la subida y 1.800 los que realizaron la bajada”, lamenta José Luis Periáñez, Vicepresidente de Jesús Nazareno.

Ese escaso número de hermanos en las filas es lo que ha llevado este año a la cofradía a tramitar más de tres centenares de nuevas altas: “Al tener diez grupos escultóricos y tan pocos hermanos desfilando, nos encontramos con pasos que van solos en algunos tramos de la procesión, con el consiguiente efecto negativo que eso produce”, explica Periáñez.

Ahondando en el tema del botellón, desde esta cofradía entienden que el botellón tiene su parte positiva “porque permite que una importante masa de gente esté lejos del tapón que se forma en la plaza”, pero también tiene su parte negativa “porque muchos de los hermanos están en él y no salen en la procesión”. Sobre eso, Periáñez apunta: “Las medidas a tomar están en el aire. Creo que erradicarlo va a ser imposible, aunque puede que se logre cambiar de lugar. Antes la gente venía a la procesión de las cinco de la mañana y ahora la gente viene al botellón. Se ha creado en la cultura de los jóvenes y será complicado erradicarlo”.

Eso sí, estima que los problemas derivados de la tamaña ingesta de alcohol afecta más fuera que dentro de la propia procesión: “Dentro de la procesión tenemos un equipo de organización competente y no solemos tener gente ebria, o al menos lo suficiente como para que ofrezca  una mala imagen. Porque además, la persona que cometa un acto de indisciplina se arriesga a la expulsión. Los problemas nos vienen más de la gente que ve la procesión”, finaliza José Luis Periáñez, Vicepresidente de Jesús Nazareno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído