La Junta destina 9 millones para paliar los efectos de las medidas de ahorro energético impuestas por el Gobierno

Los autónomos y empresarios en general que deban adaptar sus establecimientos para cumplir las normas como el cierre automático de puertas podrán acogerse a una subvención de hasta 5.000 euros

Aire acondicionado a 27 grados
Aire acondicionado a 27 grados

La Consejería de Industria, Empleo y Comercio trabaja contrarreloj para ayudar a los castellanos y leoneses afectados por las medidas de ahorro energético impuestas por el Gobierno de Pedro Sánchez y que entraron ayer en vigor. Para ello, el área que dirige Mariano Veganzones destinará nueve millones de euros a sufragar los gastos de autónomos y empresas en general de la región que deban adaptar sus establecimientos con urgencia para cumplir con las obligaciones del Decreto Ley.

Además de fijar la temperatura mínima del aire acondicionado en 27 grados, las tiendas, bares o centros comerciales deberán contar antes del 30 de septiembre con un sistema automático de cierre de las puertas que dan a la calle, para evitar que permanezcan abiertas. También se obliga a informar sobre las nuevas medidas de ahorro a través de pantallas o carteles visibles desde la entrada, mientras que los edificios que hayan pasado la última inspección de eficiencia energética antes del 1 de enero de 2021 habrán de volver a someterse a ella antes de que finalice el año. Las sanciones anunciadas por el incumplimiento de estas disposiciones oscilan entre los 60.000 y los 100 millones de euros.    

Frente a estas imposiciones, que el consejero de Industria, Comercio y Empleo considera que “solo sirven para castigar a los empresarios y a los trabajadores haciéndoles culpables del fracaso de la política de Sánchez”, la Junta va a poner a disposición de los autónomos y empresas de la región una línea de subvenciones de nueve millones procedentes de los Fondos Europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.    

Las ayudas, que podrán alcanzar un importe máximo de 5.000 euros por beneficiario y se orientan a incentivar la creación y mantenimiento del empleo en Castilla y León, compensarán los costes a los que deban hacer frente los empresarios y comerciantes para adaptar sus establecimientos y podrán solicitarse con carácter retroactivo una vez abierto el periodo de solicitudes, del que se informará convenientemente. “No vamos a dejar solos a los castellanos y leoneses, sobre todo a los más humildes y descartados por el Gobierno de Sánchez, ante esta nueva imposición que está apagando la vida de nuestras ciudades y que nos impide explotar los recursos naturales que garantizarían nuestra soberanía energética”, subraya el consejero Mariano Veganzones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído