Los más de 30.000 pensionistas zamoranos arrancan el 2023 con una subida de la nómina del 8,5%

El aumento de las retribuciones en todos los modelos de pensión contributiva suponen el cobro de entre 550 y 1.276 euros anuales más de media que en diciembre de 2022

El subdelegado del Gobierno Ángel Blanco junto a la directora provincial del INSS y la TGSS, Teresa Peral Delgado
El subdelegado del Gobierno Ángel Blanco junto a la directora provincial del INSS y la TGSS, Teresa Peral Delgado

El subdelegado del Gobierno Ángel Blanco ha analizado esta mañana junto a la directora provincial del INSS y la TGSS, Teresa Peral Delgado, el efecto de la revalorización de las pensiones en un 8`5%.

Un incremento que va a tener una importante repercusión en Zamora, donde el valor de las retribuciones ha aumentado un 10`23% respecto al año anterior. “Esto se traduce en que a partir de ahora las 47.833 pensiones que se atienden en la provincia alcanzarán los 1.004,77 euros de media con aumentos que van desde los 551,04 a los 1.276,24 euros anuales. Los más importante que se han aplicado en los últimos años. Por poner un ejemplo, un jubilado de Zamora cobrará en la próxima nómina 91 euros más que en la nómina de diciembre. Cantidad que al año supone 1.276`24 euros más de pensión”, ha explicado Ángel Blanco.

La subida es efectiva desde el 1 de enero y se apreciará en la nómina que se abona ahora , por lo tanto muchos pensionistas podrán comprobar el efecto de la medida aprobada por el Gobierno en los próximos días.

Según el subdelegado del gobierno: “El incremento de las pensiones en un 8,5% puesto en marcha por el Gobierno, iguala en porcentaje al crecimiento medio de los precios en 2022. Suben las retribuciones lo mismo que ha subido el IPC, por lo que se garantiza así el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas. No olvidemos que entre ellos están algunos de los colectivos más vulnerables de la sociedad a los que seguimos prestando especial atención”.

REVALORIZACIÓN PARA TODOS EN ZAMORA

Las pensiones contributivas incluyen las jubilaciones, las pensiones por incapacidad permanente, viudedad, orfandad y las pensiones en favor de la familia.También el complemento de brecha de género, vigente desde febrero de 2021 y que consiste en una cuantía fija, tras la revalorización aplicada en 2023, de 30, 40 euros al mes por hijo.

Según los datos facilitados por la subdelegación esta misma mañana, con esta revalorización, los 30.777 jubilados zamoranos recibirán este mes, de media, 91`16 euros más que en diciembre. Al año esto supone 1.276`24 más. La pensión de jubilación media en Zamora está ahora mismo en 1.139`77 euros de media frente a los 1.048`50 que se registraban hasta diciembre de 2022.

En cuanto a las pensiones de incapacidad permanente que afecta a 2.236 personas en la provincia, el incremento será de 75`24 euros al mes, 1.053,36 euros al año. La retribución media en este apartado se sitúa en los 1.006`47 euros al mes frente a los 931`23 euros que se cobraron en diciembre de 2022.

En el caso de las pensiones por viudedad, la subida del 8,5% implica un aumento de la nómina mensual en 59`01 euros al mes, 826`14 al año, para los 12.802 viudos zamoranos, que este mes percibirán de media 757`47 euros frente a los 698`46 de diciembre de 2022.

Para las 1.605 personas que cobran pensión de orfandad en Zamora, la revalorización significa 39,36 euros más cada mes, 551 al año, de modo que la pensión media en este concepto es ahora de 494,92 euros frente a los 455`56 de diciembre de 2022.

Por último, para las 413 personas que en Zamora cobran la pensión en favor de familiares, la subida es de 47`95 euros mensuales, 671 euros al año aproximadamente. En este caso, la pensión media queda este mes de enero en Zamora en 590`07 euros frente a los 542`12 que se cobraron en diciembre de 2022.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, está haciendo llegar ya una carta a todos los pensionistas anunciando cómo les afecta la revalorización a partir de ahora en sus diferentes modelos.

PROTECCIÓN DE LA MAYORÍA SOCIAL

Ángel Blanco ha querido recalcar las circunstancias que se han dado a lo largo del pasado año, como la guerra de Ucrania y que han supuesto un aumento de la inflación: “la subida de las pensiones responde a ese incremento del IPC. Aunque los pensionistas deberían saber que, sean las circunstancias que sean, este Gobierno está comprometido con la protección de la mayoría social. La protección de su poder adquisitivo está asegurada y blindada por la Ley 21/ 2022 aprobada a finales de 2021. Esa ley garantiza la revalorización de las pensiones con el índice de precios al consumo, de manera que cada 1 de enero la pensión debe subir exactamente lo mismo que haya aumentado el IPC medio durante el año anterior”, ha explicado.

Además, ha añadido, “la revalorización de las pensiones no es una medida económica; es un derecho, porque lo dice el artículo 50 de la Constitución Española, la doctrina del Tribunal Constitucional, la doctrina del TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea) y la doctrina del Tribunal de Derechos Humanos”.

REAL DECRETO APROBADO POR CONSEJO DE MINISTROS

El Consejo de Ministros aprobaba el pasado 27 de diciembre un Real Decreto para la revalorización de las pensiones del sistema de la Seguridad Social, de Clases Pasivas y de otras prestaciones públicas para 2023. La subida, efectiva desde el 1 de enero, supone un incremento del 8,5% con carácter general de las pensiones del sistema de Seguridad Social y de Clases Pasivas del Estado.

Este aumento del 8,5% para 2023 es el resultado del índice de precios de consumo (IPC) medio entre diciembre de 2021 y noviembre de 2022, según la fórmula establecida en la Ley 20/2021 de garantía del poder adquisitivo de las pensiones, aprobada hace un año y acordada con los interlocutores sociales.

El Gobierno también acordaba el incremento de las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas y del Ingreso Mínimo Vital (IMV) que será, de manera extraordinaria, del 15%, tal y como se dispone en el Real Decreto-Ley de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la Guerra de Ucrania y de apoyo a la reconstrucción de la isla de La Palma y a otras situaciones de vulnerabilidad.

En total, 11,8 millones de pensionistas y perceptores de prestaciones en España van a ver conservado o aumentado su poder adquisitivo, entre los beneficiarios de pensiones contributivas y no contributivas, los de Clases Pasivas, los hogares a los que alcanza el IMV y los perceptores de prestaciones por hijo a cargo con discapacidad. Son uno de cada cuatro españoles los que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad y los que tienen menor capacidad de ajustar sus ingresos para hacer frente a las situaciones económicas cambiantes.

El coste de la revalorización al 8,5%, estimado para el conjunto de 2023, es de 13.600 millones de euros. Si se añade la subida del 15% de las pensiones no contributivas y del IMV, esta cifra asciende a 14.500 millones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído