Más de la mitad de las muertes por coronavirus en residencias de Zamora se produjeron en los propios centros

Así lo reflejan los datos que ha publicado la Junta por orden judicial del TSJCyL

Sanitarios trasladan a un fallecido por COVID 19
Sanitarios trasladan a un fallecido por COVID 19

La Junta de Castilla y León ha publicado los datos desglosados del impacto del coronavirus en centros residenciales de la comunidad por orden del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Estos nuevos datos arrojan que el 53% de los fallecidos en residencias de Zamora lo hicieron en el propio centro. 

Los datos, hasta la fecha publicados por la Junta de Castilla y León, reflejaban que el total de residentes fallecidos con Covid confirmado era de 362.

 Un dato que no diferenciaba quienes habían fallecido en el hospital, tras dar positivo en coronavirus y ser trasladados, de aquellos que habían fallecido en el propio centro sin llegar a ser derivados al hospital. 

Con esta nueva actualización, hecha pública por orden de la Justicia, se ha podido saber que de ese total de fallecidos con covid confirmados, fueron 194 los que fallecieron en el propio centro residencial y que compute como fallecimiento dentro de la residencia. 

CENTROS CON MÁS FALLECIDOS

Por otro lado, estos nuevos datos arrojan información sobre los centros residenciales donde se registró un mayor número de fallecimientos en el propio centro. El centro con más decesos fue la residencia Reina de la Paz sumó un total de 28 usuarios fallecidos en el propio centro con covid confirmado o síntomas compatibles. 

El segundo lugar, el centro con más fallecidos fue la residencia de los Tres Árboles con un total de 26 fallecidos, 12 con covid confirmado y 13 con síntomas compatibles. Todas estas muertes se registraron entre el catorce de marzo y el 30 de abril de 2020. 

En tercer lugar, la residencia San Gregorio sumó 22 fallecidos entre sus paredes y en cuarto puesto la residencia Milagrosa de Corrales con 14 decesos

 

Puedes consultar todos los datos aquí: https://analisis.datosabiertos.jcyl.es/pages/coronavirus/?seccion=centros-residenciales

Fallecidos en residencias de Castilla y León 

En esos datos recién difundidos por la Junta se puede observar como el centro residencial con más fallecidos desde el 14 de marzo de 2020 es la de Mensajeros de la Paz en La Bañeza (León) un centro sin ánimo de lucro que al inicio de la pandemia tenía 234 residentes y que registró 74 muertes todas ellas en los tres primeros meses de pandemia y la gran mayoría, 71, entre el 14 de marzo y el 30 de abril de dicho año.

Destaca también la residencia privada Domusvi Arroyo de la provincia de Valladolid, con 63 fallecidos de los cuales 61 se produjeron en el primer mes y medio de pandemia, cuando tenía 218 residentes. 50 de las 63 muertes se registraron en la propia residencia.

En la residencia asistida de Segovia, perteneciente a la administración autonómica, se suman 61 fallecimientos vinculados al COVID-19, la gran mayoría de ellas, 59, entre el 14 de marzo y el 21 de junio de 2020, periodo que este centro afrontó con una población de 275 residentes. 53 de las 61 muertes se produjeron en el propio centro.

Otra residencia del grupo privado Domusvi, la de Nuestra Señora del Camino en La Virgen del Camino (León), ha registrado un total de 49 fallecimientos vinculados con el COVID-19, de los cuales 46 se produjeron en el primer mes y medio de la pandemia y 35 fueron en la propia residencia. Cabe apuntar, que al inicio de este periodo contaba con 206 usuarios.

A continuación, figuran dos centros que han sufrido 47 muertes, como en la residencia privada Sauvia, de Salamanca y con 170 residentes, donde todos los fallecimientos se registraron en los tres primeros meses de la pandemia. En este caso, casi la mitad de los usuarios finados (23) sí que fueron derivados a hospital.

Con esa misma cifra de muertes figura la residencia San Bernabé y San Antolín, situada en Palencia capital, perteneciente a una entidad sin ánimo de lucro y con 241 usuarios. De los 47 fallecidos, 46 se registraron entre el 14 de marzo y el 30 de abril de 2020, y 31 de ellos murieron en la propia residencia.

Los tres siguientes centros con más fallecidos en la comunidad son de la ciudad de Valladolid: las privadas Riosol (44) y Orpea (43); y la Casa de Beneficencia (43).

 

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído