El Ministerio de Sanidad animó a Castilla y León a pasar a la Fase 1: “Se nos decía que teníamos buenos datos y que podíamos pasar tranquilamente”

La Junta de Castilla y León considera que la comunidad ya cumple todos los criterios epidemiológicos y sanitarios para solicitar pasar de fase. La región pasará en bloque a la Fase 1, mientras que las 26 zonas básicas de salud que pasaron el día 11 a la 1, avanzarán esta vez a la Fase 2

 3219246
3219246

En la tarde de este jueves tendrá lugar la reunión bilateral del Ministerio de Sanidad con la Junta de Castilla y León en la que se tratará la propuesta para la desescalada que ha remitido el Gobierno regional para el próximo lunes 25 de mayo. En esa propuesta se contempla que toda la comunidad pase finalmente a la Fase 1 y que las 26 zonas básicas de salud (siete en Zamora), que pasaron el día 11 a la 1, cambien a la 2.

Se trata de una propuesta que, tal y como ha anunciado en rueda de prensa la consejera de Sanidad, Verónica Casado, el Ministerio ya hizo a la Junta: “Se nos decía que teníamos buenos datos y que podíamos pasar tranquilamente a la Fase 1”. Por eso, se mostraba satisfecha, ya que los criterios de prevalencia por cada 10.000 habitantes que estableció el gobierno regional permiten que se pueda hacer esa propuesta por provincias, aunque la unidad de seguimiento seguirá siendo la zona básica de salud.

El personal para la vigilancia de salud pública en los centros de salud ya se ha contratado

Se han contratado 195 personas en Castilla y León, de las que 17 estarán en Zamora, para para la vigilancia de salud pública en los centros de salud. No se trata de un número definitivo, según aclaraba la consejera, ya que en las zonas en las que se detecte que no es suficiente, ya sea por el número de tarjetas sanitarias o de nuevos casos detectados, se podrá contratar a más personas.

“La mascarilla no sirve de nada en la cabeza, colgada de la oreja, no hay que quitarla y ponerla”

Este jueves entra en vigor la orden que regula el uso obligatorio de mascarillas, salvo excepciones, en situaciones en las que no se pueda garantizar el distanciamiento de 2 metros. En este sentido, la consejera de Sanidad subrayaba que la mascarilla es complementaria al lavado de manos, la higiene respiratoria y distancia social. Por eso, recalcaba la importancia de su buen uso, dado que “si no la utilizamos bien incrementa la capacidad de contagio”: “No sirve de nada en la cabeza, colgada de la oreja, no hay que quitarla y ponerla, o tapando solo la boca y no la nariz”. “El mejor guante es la higiene de manos y la mejor mascarilla la distancia social”, recalcaba.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído