La Asociación Motociclista Zamorana recuperaba este sábado el viejo trazado que tuvo Zamora en los años sesenta. Con una marcha compuesta por más de doscientos motoristas, las principales calles de la capital escucharon el rugir de las motos. Motos de todo tipo, época y cilindrada. Lo importante en este caso no era la potencia, sino el poder disfrutar de una jornada de convivencia reivindicando este deporte y el trazado que tuvo en los años sesenta la capital zamorana.

Invitados a la cita estuvieron dos pilotos de mucho renombre. Por un lado, José Ángel Mendivil, campeón de España en la década de los sesenta y setenta de motocross y piloto de velocidad que corrió contra Ángel Nieto en Zamora en esa época. Además, tampoco quiso perderse esta cita el también campeón del mundo australiano Wayne Gardner, invitado de honor este año a los actos de la AMZ.

A las cinco y media de la tarde todos los participantes esperaban impacientes el inicio de la marcha en la Plaza Mayor. Con el sonido de las sirenas que abrían la comitiva comenzó un paseo que se desarrolló por zonas tan importantes en la capital como la Puerta la Feria, la Plaza Alemania, la Avenida de las Tres Cruces, Víctor Gallego o la Avenida Portugal, para llegar a la Plaza Viriato. Allí, todos los participantes clausuraban la exposición ubicada en el Parador de Zamora y tomaban un caldo caliente en la cafetería Aureto.

La próxima cita para los amantes de la moto, y organizada por la Asociación Motociclista Zamorana, será la Gala Anual que se celebrará esta misma noche también en la capital.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído