No confundir síntomas y no colapsar los hospitales, las claves de la vacunación de la gripe en plena pandemia

La consejera de Sanidad ha presentado este lunes la campaña de vacunación contra la gripe 2020. 

 WhatsApp Image 2020 10 05 at 10.19.49
WhatsApp Image 2020 10 05 at 10.19.49

El área de Salud de la Junta de Castilla y León ha presentado este lunes la campaña de vacunación 2020. Una campaña que cobra especial relevancia este año debido a la situación del coronavirus. La coexistencia de estos dos virus complica la solvencia asistencial por lo que se pretende concienciar a toda la sociedad de la necesidad de la vacunación para evitar una situación sanitaria insostenible.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha presentado este lunes la nueva campaña de vacunación, acompañada de la directora general de Salud Pública, Carmen Pacheco. Casado ha reiterado la necesidad de vacunación en este 2020 para evitar el mayor número de casos de gripe posibles "ya que la coexistencia de estos dos virus puede complicar la detección de síntomas".

Asimismo, la relevancia de la vacuna reside en la posibilidad de reducción de mortalidad, contagios y hospitalización por gripe en los hospitales de la comunidad. Una situación "de suma importancia, debido a la coexistencia del coronavirus y la gripe en este 2020", tal y como ha destacado la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

La Junta de Castilla y León ha adquirido665.000 dosis de vacunas. De ellas, 45.000 dosis son frente a la difteria y el tétanos de contenido antigénico reducido. Esta compra se realizará con una partida de 261.612 euros.

En el calendario oficial de vacunaciones vigente en Castilla y León están incluidas las vacunas del tétanos y difteria para la población de 14 años. Asimismo, esta medida sanitaria se recomienda para los adultos que no se han vacunado previamente, las mujeres embarazadas -para la prevención del tétanos neonatal- y para los viajeros con destino a países de riesgo. Esta profilaxis se administra también ante heridas potencialmente contaminadas, para evitar el desarrollo de una enfermedad grave y frecuentemente letal como es el tétanos.

Por otro lado, la Comunidad destinará 3.124.160 euros a la compra de 620.000 dosis de vacunas para proteger, tanto a la población general como a los grupos de riesgo, frente al virus de la gripe común. Esta acción está incluida dentro de la campaña de vacunación gripal de este año.

Un total de 420.000 dosis serán de vacunas inactivadas, producidas a partir de virus crecidos en huevos embrionarios, de 15 microgramos de hemaglutinina con adyuvante o análogas. Este tipo se empleará para las personas mayores de 65 años que viven en residencias o centros similares; ya que se trata de una vacuna especialmente elaborada para mejorar la respuesta inmunológica frente al virus de las personas que normalmente la tienen baja, como son ancianos y personas asistidas. Para su adquisición se destinarán 1.878.240 euros.


Y las 200.000 dosis restantes serán también vacunas inactivadas producidas a partir de virus crecidos en huevos embrionarios, pero de virus fraccionados o de antígenos de superficie (H y N) o análogas que contengan cuatro cepas de virus de la gripe. Y están dirigidas a los ciudadanos de seis meses a 64 años, que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe o que pueden transmitir la gripe a aquellos que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones. Para su compra se invertirá 1.245.920 euros.


Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído