El nuevo mercadillo de venta ambulante se ubicará en el Alto de los Curas a finales de octubre

0 Comentarios

 El grupo popular solicitará en el Pleno que se considere la reubicación del mercadillo
El grupo popular solicitará en el Pleno que se considere la reubicación del mercadillo

El nuevo mercadillo de venta ambulante de Zamora se ubicará definitivamente en el Alto de los Curas y podría comenzar a funcionar a finales de octubre. Así lo ha anunciado este martes el concejal de Comercio del Ayuntamiento de la capital, Cristoph Strieder, tras la habitual Junta de Gobierno Local. La idea del equipo encabezado por Francisco Guarido es aprobar este nuevo emplazamiento en el Pleno del mes de septiembre.

En ese sentido, Strieder ha querido aclarar que no se trata de un traslado desde Ifeza al Alto de los Curas, a pesar de que el actual desaparecerá y el nuevo seguirá celebrándose los martes, sino que será un espacio de venta ambulante "nuevo" que permitirá que "cualquier persona" pueda optar a montar su puesto, haya estado o no previamente en el mercadillo que se viene celebrando en el recinto ferial.

En cuanto a los detalles del tamaño y la ubicación concreta, el edil de Comercio ha explicado que los vendedores estarán situados en la zona que se encuentra entre el Camino de Las Llamas y la Calle de Burgos, un espacio que permitirá la instalación de 247 puestos de un máximo de 25 metros cuadrados, donde los profesionales deberán introducir todos sus enseres, incluidos los vehículos.

El Ayuntamiento ha previsto que un máximo de quince puestos se dediquen a la alimentación, tres a la venta de plantas y semillas y el resto a la comercialización textil, de calzado, cosmética, artesanía o bricolaje, entre otras actividades. Los responsables de todos los negocios deberán abonar una tasa que será de 0,75 euros diarios por cada metro lineal, mientras que, en cuanto al horario de apertura se refiere, este será de 9.30 a 14.00 horas durante el invierno y de 9.00 a 14.00 horas en verano.

SIN ORDENANZA

Zamora carece todavía de una ordenanza reguladora de la venta ambulante, una situación que, a juicio de Strieder, genera "inseguridad", pero que está en vías de solución. La intención del equipo de gobierno es tener lista la normativa municipal para comienzos del año próximo, aunque ya cuenta con un esbozo que le permitirá adaptar las exigencias de este nuevo mercadillo a lo que será el nuevo texto regulador de la actividad.

COLABORACIÓN CON LA DIPUTACIÓN Y APACA

Strieder ha destacado la colaboración de la Diputación y, en especial, de José Luis Prieto Calderón, a la hora de poner fin al mercadillo en el recinto de Ifeza, del que es responsable la institución provincial. Según el concejal, el movimiento ha sido visto también con buenos ojos desde la asociación de vendedores ambulantes (APACA), pues la deuda que se había generado en el recinto actual hacía "insostenible" prolongar el acuerdo para continuar con los puestos en esta ubicación.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído