Ocho consejos para pilotar drones sin percances

Un dron no es un juguete, aunque algunos estén pensados para que los utilicemos con fines recreativos en nuestros ratos libres. Pilotar este tipo de aparatos comporta una serie de riesgos y, por eso, es importante hacerlo con cabeza.

 Los drones como herramienta de trabajo
Los drones como herramienta de trabajo

En los últimos años, la venta de drones se ha disparado de una forma considerable, seguramente por la reducción de su precio y por la cantidad de avances tecnológicos que los fabricantes han ido incorporando a estos aparatos y que ha hecho que su uso ya no se ciña solo al entorno profesional.

Aun así, y si queremos pasar un buen rato, no debemos olvidar tomar una serie de precauciones a la hora de pilotar nuestro dron, ni saltarnos la normativa vigente si no queremos vernos en apuros legales.

Pilotar drones: toma precauciones

Antes de lanzarte a la aventura con tu nuevo dron, no estaría de más que le echaras un vistazo a los siguientes consejos que ofrece la organización de consumidores OCU:

-Familiarízate con el dron y sus accesorios. Para ello, lee atentamente el manual de instrucciones antes de despegar el aparato, prestando especial atención a las funciones de seguridad y de emergencia. Si tienes alguna duda, consulta la web del fabricante o mira algún videotutorial en Internet.

-Carga la batería del dron y el mando al 100 % antes de volar el aparato. Los mejores drones para uso aficionado suelen tener una autonomía de vuelo que ronda los 30 minutos.

-Elige un lugar abierto para volar tu dron, preferiblemente con una superficie de aterrizaje blanda como césped o tierra. Hazlo de día y con buenas condiciones meteorológicas.

-Comprueba previamente que no vas a invadir el espacio de terceros durante el vuelo de tu dron. Además, asegúrate después de usarlo que los vídeos que has grabado no comprometen la privacidad de otras personas, especialmente si tienes pensado compartirlos con otros usuarios o subirlos a redes sociales.

-Chequea que las hélices están bien posicionadas antes de comenzar a pilotar el dron. De lo contrario, el dispositivo no se elevará e, incluso, puede que ni despegue. Revísalas si te encuentras con alguno de estos problemas.

-Utiliza la app del fabricante para ver la información de vuelo y el vídeo en tiempo real. Procura también mantener el firmware del dron actualizado, solo así tendrás garantizada la seguridad del vuelo.

-Comprueba que el GPS del dron está activado y espera a que reconozca un número suficiente de satélites. Esto contribuirá a hacer el vuelo más estable y a que se active correctamente la función return-to-home (RTH), la cual permitirá que el dron regrese automáticamente al punto de partida en caso de emergencia (batería baja, fallo de comunicación con el mando…).

-Define un plan del vuelo con maniobras simples y repetitivas para practicar, especialmente si estás empezando a utilizar este tipo de aparatos. También te recomendamos que consultes la web de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para estar al día de las normas de vuelo. Aun así, no olvides que la altura de vuelo máxima permitida es de 120 metros y que el un don debe operarse siempre en zonas despobladas, así como alejadas de aeropuertos, aeródromos y otras aeronaves.

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído