Ocho consejos para rendir al máximo en el examen de Selectividad

0 Comentarios

 Ocho consejos para rendir al máximo en el examen de Selectividad
Ocho consejos para rendir al máximo en el examen de Selectividad
Algunas comunidades autónomas, como Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja ya dieron comienzo a los exámenes de las Pruebas de Acceso a la Universidad. Otras, como es el caso de Castilla y León, lo harán a partir del 10 de junio. Estas pruebas de acceso, conocidas como Selectividad, suelen caracterizarse por producir gran tensión y gran ansiedad en los jóvenes. Por ello, desde el portal Universia acercan diez consejos prácticos para rendir al máximo en los exámenes

 

Asegúrate de descansar bien

Incluso si eres un búho y prefieres estudiar en altas horas, conviene que la noche anterior evites quedarte despierto repasando porque al otro día estarás completamente agotado. Si los nervios no te permiten descansar, antes de dormir toma un baño caliente y un vaso de leche para ayudar a relajarte.

 

Come un buen desayuno

Como deberás cursar una media de 3 exámenes por día, es importante que tu desayuno te brinde energías y alimente tu cerebro. Los expertos en nutrición recomiendan comer lo suficiente, incluyendo lácteos, cereales, proteínas, fruta y verdura. Un desayuno muy ligero afectará tu capacidad de concentración porque estarás pensando que tienes hambre, y comer demasiado te dará sueño y eso tampoco es bueno. Considera el siguiente desayuno: zumo de naranja, una fruta con azúcar de rápida absorción. Vaso de leche con cacao o cualquier lácteo que te guste y tomes frecuentemente. Tostadas de pan integral con aceite de oliva, tomate y lonchas de pechuga de pavo.

 

Lleva todo lo que necesitas para trabajar correctamente

La calculadora, las bolis de repuesto, portaminas y minas de repuesto...Y por supuesto ¡no olvides el DNI! Lleva además agua y caramelos, ambos sumamente útiles cuando estás cansado. Recuerda también llevar tus etiquetas identificativas y tenerlas a manos antes de comenzar la prueba. Deberás colocar cada una de las etiquetas en el examen que realices para que se asocie a tus datos personales.

 

Evita a quienes estén hablando del examen antes de entrar

Siempre habrá personas que antes del examen se dediquen a repasar en voz alta o hablar con otros de lo que saben. Intenta evitar a estos individuos ya que solo te pondrás más nervioso. Te recomendamos llevar un reproductor de música que te ayude a mantenerte al margen.

 

Mantente atento y en silencio

Al entrar te darán las instrucciones para tomar la prueba y enseguida comenzará a contar el tiempo. Escucha y respétalas. Recuerda apagar el móvil y trabajar en silencio, ya que si no lo haces el tribunal examinador podrá expulsarte y perderás la convocatoria.

 

Elige bien el modelo de examen y distribuye correctamente el tiempo

Todos los exámenes de Selectividad te permiten elegir entre 2 modelos. Dedica unos minutos a pensar en cuál de los 2 podrás obtener un mejor resultado. Opta por la que te permita controlar más cosas y no la que tiene preguntas en las que necesitas pensar demasiado o inventar. Sé organizado con el tiempo del que dispones, reserva unos minutos para el repaso o hacer alguna modificación o anotación final.

 

Empieza por las preguntas sencillas, esquematiza y argumenta

Los esquemas son una gran manera de saber lo que incluirás en cada pregunta y recordar rápidamente los conceptos claves. Comienza con las respuestas que sabes con seguridad y así te garantizarás al menos algunos puntos y te permite dedicar más tiempo y esfuerzo a las preguntas más difíciles.

 

Asegúrate de argumentar y defender correctamente los conocimientos que expongas y las opiniones. Explica y reflexiona, así demostrarás que no sólo lo recuerdas sino que has razonado lo que escribes y cómo los diferentes elementos se relacionan. Si no entiendes lo que se te pregunta, lee cuidadosamente la propuesta, siempre hay pequeñas claves que pueden ayudarte a descifrar la respuesta correcta.

 

Presta especial atención a la presentación de examen

Respeta los márgenes, los espacios y vigila la claridad de tu caligrafía. Si bien parece algo tonto, es algo que los examinadores notas y que puede sumar puntos. Cuida las expresiones, el vocabulario que utilizas y las faltas de ortografía, ya que así no sólo demostrarás que sabes de la temática sino que entiendes de lengua y eres un habilidoso escritor.  Por último te recomendamos que ¡revises el examen antes de entregar! Muchos errores son fruto del despiste y pueden evitarse con una segunda lectura.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído