Las personas sordociegas piden más visibilidad y ayuda a las instituciones en la celebración de su Día Mundial

Desde la federación reivindican, entre otras medidas, poder vivir de forma independiente, participando plenamente en todos los aspectos de la vida; o poder ejercer de forma libre el derecho a la toma de decisiones en igualdad.

 1878946
1878946

Las personas sordociegas de más de 50 países conmemoran este miércoles, 27 de junio, el Día Internacional de las Personas Sordociegas para conciencia a la sociedad y visibilizar sus reivindicaciones y capacidades.

Así, desde la Federación de Asociaciones de Personas Sordociegas de España (FASOCIDE) indican que la sordoceguera es una discapacidad única que resulta de la combinación de dos deficiencias sensoriales, auditiva y visual, que generan graves problemas de percepción global, comunicación, acceso a la formación y a la información, severas dificultades de movilidad y de participación en el entorno de manera normalizada. Para nosotros es indispensable contar con personal específicamente formado en nuestros sistemas de comunicación.

FASOCIDE, gestionada y dirigidas por las propias personas Sordociegas, tiene como objetivo "conseguir la igualdad de oportunidades y de trato, así como el ejercicio real y efectivo de los derechos de las personas Sordociegas en igualdad de condiciones respecto al resto de la ciudadanía, según establece la Constitución Española en los artículos 9.2, 10, 14 y 49 y además, amparados en la Convención Internacional sobre los Derechos de las personas con Discapacidad".

Desde la federación reivindican, entre otras medidas, poder vivir de forma independiente, participando plenamente en todos los aspectos de la vida; poder ejercer de forma libre el derecho a la toma de decisiones en igualdad; disponer de los recursos humanos necesarios (como son el profesional guía-intérprete, el mediador comunicativo y el acceso a las tecnologías); promover el estudio de nuevos sistemas de comunicación propios para las personas sordociegas; o permitir que la juventud sordociega pueda vivir la vida de forma plena como el resto de la juventud española, disfrutando de las mismas oportunidades en todos los ámbitos de la vida.

Por lo que, desde FASOCIDE inciden en que es urgente el reconocimiento de la sordoceguera como discapacidad única con categoría de Ley; realizar un censo oficial para conocer la cifra de personas afectadas con sordoceguera; y garantizar por parte de las administraciones públicas los recursos económicos necesarios para desarrollar los programas que proporcionan a las personas sordociegas la accesibilidad universal.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído