No solo hay problemas en los materiales que deben utilizar los agentes de la Guardia Civil. Estos, según denuncia la Asociación Unificada de Guardias Civiles, van desde la jornada laboral hasta los efectivos con los que se cuenta y los complementos salariales por la productividad. 

El portavoz nacional de AUGC, Juan Fernández, destaca que, a pesar de pequeños avances en la jornada laboral de los agentes, esta dista mucho del resto del funcionariado, lo que no permite conciliar la vida laboral y familiar al no contar con turnos fijos. “No contamos con herramientas para poder reclamar”, se queja Fernández.

Además, en el Cuerpo, que cubre el 80% del territorio nacional, existe una falta de personal importante, agravada en los últimos años debido a las jubilaciones y envejecimiento de los agentes. La falta de oposiciones ha provocado la retirada de varios agentes sin que se hayan respuesto debidamente y eso, según comenta el portavoz de AUGC, está generando diversos conflictos al estar directamente relacionado también con la jornada laboral.  

Por otro lado, otra reivindicación de la Asociación Unificada de Guardias Civiles son las diferencias salariales con respecto a las otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, especialmente la Policía Nacional. Esto tiene que ver con la titulación que se requiere para formar parte, que en la última legislatura ha cambiado. En la actualidad, a los agentes de la Guardia Civil se le pide la Educación Secundaria Obligatoria, mientras que a la Policía Nacional, el Bachillerato. Esto tiene unas implicaciones salariales, como dice Juan Fernández. “Las retribuciones dependen de eso y estamos un peldaño por debajo de la Policía”. 

Además, existe mucho malestar entre los guardias por el nulo reparto del complemento salarial en función de la productividad. “Bajo este concepto, los altos mandos se están engrosando una cantidad de dinero importante en vez de repartirlo. Eso está generando un gran malestar porque la gente que trabaja arriesgando su vida ven que su esfuerzo no se recompensa”, afirma Juan Fernández.

Involución de los derechos

El portavoz nacional de AUGC, además, asevera que en los últimos años ha habido un retraso en la forma de trabajar de los guardias civiles pese a las continuas peticiones que se realizan. Sin embargo, insiste, al no poder contar con derecho de sindicación dado su carácter militar, no tienen medios para poder canalizar sus necesidades y que estas lleguen con fuerza a las instituciones y a los altos mandos. “No tenemos herramientas”, dice.

De hecho, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles se está intentando darle visibilidad a estos problemas para que se llegue a una solución en estos, aunque tienen muy claro que la primera debe ser el sindicato ya que, a través de este, se podrían resolver el resto. También se quejan de que no existe una explicación al respecto por parte de nadie de los últimos cambios, que se traducen en una pérdida de derechos de los agentes. “No hay explicaciones y no se trabaja en equipo. No habían existido estas diferencias entre la Guardia Civil y la Policía Nacional jamás. El motivo parece que es añadir una demanda más al cajón para mantenernos entretenidos”, concluye Fernández.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído