El precandidato Pedro Sánchez se da un baño de apoyo zamorano en su escalada hacia la Secretaría General del PSOE

0 Comentarios

 El precandidato Pedro Sánchez se da un baño de apoyo zamorano en su escalada hacia la Secretaría General del PSOE
El precandidato Pedro Sánchez se da un baño de apoyo zamorano en su escalada hacia la Secretaría General del PSOE
La situación de desconcierto, enfado y desánimo que vive a partes iguales el Partido Socialista después de la debacle sufrida en las pasadas Elecciones al Parlamento Europeo, unida al anuncio de Susana Díaz, la gran esperanza socialista de aquel lema de 'El PSOE ha vuelto', de que no iba a presentarse a la Secretaría General, al igual que ocurre con otros prebostes de prestigio nacional para el PSOE, ha servido de caldo de cultivo para que prosperen a pasos agigantados nuevas opciones.

Los valores que se afianzan con vistas al futuro cercano del PSOE son José Antonio Pérez Tapias, de la corriente Izquierda Socialista, liderada en Zamora por Pilar de la Higuera; Eduardo Madina y, a cierta distancia, Alberto Sotillo, sin contar con el juego similar al escondite que viene practicando el exlehendakari Patxi López y la sensación indeterminada que produce Carme Chacón. En el escenario nacional figura también Pedro Sánchez, quien hoy se dio un auténtico baño de apoyo zamorano en la sede del Partido Socialista.

Los 33 grados de máxima previstos por la Aemet y alcanzados ayer en la capital zamorana se trasladaron al interior de la sede, donde se apelotonaron decenas de afiliados y simpatizantes para escuchar a Pedro Sánchez Pérez-Castejón.

Este economista madrileño, casado y con dos hijas, apunta a convertirse en la nueva cara amable pero firme del PSOE, destacándose por dos cuerpos en la primera curva sobre sus rivales y aprovechando los ingredientes necesarios, según el libro de oro de la mercadotecnia política: Joven, sobradamente preparado, verbo fácil, capacidad comunicativa, estable, bien parecido, atlético y con una espléndida capacidad para responder con una simpática y vacua generalidad a preguntas incómodas como “¿qué le parece la crisis del PSCyL?”, “¿prefiere a Óscar López o a Julio Villarrubia de compañero de viaje?”, “¿qué le diferencia de los otros tres precandidatos localizados hasta ahora?” o “¿se da por aludido ante el mantra de la casta del que habla constantemente el líder de Podemos?”.

Tardanza

Sánchez padeció, e hizo padecer a simpatizantes y a medios de comunicación, el principio de intentar llegar más lejos y a más gente. De hecho, tras una entrevista tempranera en la Cadena Ser que le tuvo después al teléfono durante mucho tiempo para contestar a las observaciones de propios y de extraños, tenía previsto un recorrido con Astorga, Benavente, Zamora y Salamanca como hitos.

La llegada a Benavente estaba prevista para las once de la mañana pero, después de anularse precipitadamente la convocatoria, llegó con 90 minutos de retraso para atender a algún medio y reunirse con un grupo de militantes. Astorga y Benavente dieron paso a Zamora, donde los militantes y los medios le esperaron desde las cinco de la tarde durante casi tres cuartos de hora.

Con una sala que se convirtió en un auténtico horno, abarrotada de gente en la tarde más calurosa de lo que llevamos de 2014, la secretaria de la Agrupación Local, Mar Rominguera, y, en especial, el secretario provincial, Antonio Plaza, dieron paso al más puro estilo de mitin electoral a Pedro Sánchez, quien no se arredró y exhortó a los presentes a “reforzarse y a rearmarse” para construir una alternativa de izquierdas “seria, rigurosa y esperanzadora frente a un Partido Popular que está causando mucho dolor con sus políticas a la sociedad española”.

El precandidato, hábil en la distancia corta, sabe también mirar al centro de la sala para que muchos de los presentes piensen que son mirados directamente a los ojos, recurso teatral que le resultará sumamente útil cuando trate de subyugar a auditorios con miles de personas. “Hoy hemos conocido que la secretaria de Estado de Educación ha dicho que el Gobierno está planteando el cambiar el sistema de becas por préstamos a los estudiantes y a nosotros nos parece un serio recorte, un serio aviso a la igualdad de oportunidades, de nuevo, perpetrada por el Gobierno del Partido Popular”, dijo. “Creo que debemos avisar al Partido Popular y al Gobierno de que no vamos a permitir un retroceso de estas características porque lo que no podemos hacer es hipotecar la educación de nuestros hijos”, advirtió.

En este contexto, Pedro Sánchez consideró que “hay que hablar” de las personas que pueden llegar a liderar el Partido Socialista en el proceso del Congreso Extraordinario del próximo mes de julio pero incidió en “lo que preocupa y ocupa” a la ciudadanía. “En este caso, a los estudiantes, a los jóvenes que, desde luego, con este anuncio del Ministerio de Educación, deben saber que hay un serio retroceso en la igualdad de oportunidades en el recorte de becas como consecuencia de esta transformación que, a lo mejor, se hace en el sistema de becas”, señaló.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído