El precio de la zona azul no se mantendrá estable con la nueva ordenanza, sino que verá aplicadas unas "tarifas de progresión" que provocarán que el precio pase de los 0,20 euros por media hora de estacionamiento, durante los años 2016 y 2017, a los 0,35 euros que costará a partir del 2023. Así lo atestigua el contenido de la propia normativa municipal, cuyo texto aparece publicado este lunes en el Boletín Oficial de la Provincia.

Según este plan trazado por los responsables municipales, que comenzará a aplicarse una vez se licite el contrato y dé comienzo la gestión de la empresa correspondiente, la primera subida llegará en el 2018, la segunda en el 2021 y la tercera en el 2023. Todas ellas serán de cinco céntimos por cada media hora de estacionamiento.

De este modo, durante los ejercicios 2018, 2019 y 2020, el coste de aparcar en zona azul sería de entre 0,25 euros -el precio de la tarifa mínima de media hora - y 1,50 euros, en este caso, por un estacionamiento de tres horas. En los años 2021 y 2022, la horquilla pasaría a estar entre 0,30 y 1,80 euros, mientras que, a partir del 2023, quedaría fijada entre 0,35 y 2,10 euros.

Esta subida se hará extensiva también a los vehículos sin límite horario, los de los residentes, que comenzarán con una tarifa diaria de 40 céntimos y que verán incrementado el gasto en 0,10 euros en el 2018, en el 2021 y en el 2023, hasta llegar a abonar una cantidad de 70 céntimos por jornada.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído