Los premios de la esperanza: Caja Rural reconoce a los más destacados de 2021

Los tradicionales Premios de la Fundación Caja Rural de Zamora volvían a recuperar la normalidad después de dos años sin que se pudieran celebrar en su formato tradicional. El Sacyl, Manuela Juárez, el teléfono de la esperanza, Manuel Fariña, la banda de gaitas ‘As Portelas’ y David Sotelo fueron los galardonados.

Acto de entrega de los Premios Fundación Caja Rural 2021
Acto de entrega de los Premios Fundación Caja Rural 2021

El recinto ferial de Ifeza acogía este viernes una nueva edición de los Premios de la Fundación Caja Rural de Zamora. Después de dos años de ausencia en su formato tradicional, este viernes regresaba el acto de honor a los más destacados de 2021. Fue un acto que contó con los principales representantes institucionales de la provincia e incluso de la comunidad. Y es que estuvo presente el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que precisamente fue el encargado de clausurar el acto.

Además, tampoco faltaron a la cita el presidente de la Diputación, Francisco José Requejo, el alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, el subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones o la delegada de la Junta en Zamora, Clara San Damián; al margen de concejales, diputados y procuradores que representaban a diferentes partidos políticos. Tampoco faltó la representación de todos los sectores de la sociedad zamorana. Y es que aunque fue un evento que se desarrolló con límite de aforo, fueron casi mil personas las que acudieron a la cita.

El acto, previsto para las ocho y media de la tarde, arrancó con algunos minutos de retraso dado que la recepción de autoridades e invitados se dilató más tiempo del esperado. Tras eso, llegó el concierto de la banda As Portelas y tras ello el momento de los discursos, a cargo del presidente del Patronato de la Fundación, Nicanor Santos, y del director general de Caja Rural, Cipriano García, y después la entrega de premios. El acto finalizó con la clausura de Alfonso Fernández Mañueco y el ya tradicional concierto musical.

En el capítulo de los premiados, los asistentes ovacionaron a los seis galardonados. Recibió el premio Zamorano del año el servicio del SACYL. "Todos hemos sufrido los problemas de la pandemia estos últimos meses, y el SACYL ha estado en primera línea de fuego con todo su personal, más de 34.000 profesionales, que han sido nuestros Ángeles Custodios frente a esta pandemia y han estado en todo momento vigilantes de nuestra salud", comentaba el secretario de la Fundación, Feliciano Ferrero.

Por su parte, la Zamorana Ilustre recayó en Manuel Juárez. “Toda una vida dedicada al estudio y la investigación sobre temas relacionados con la alimentación, sobre todo con lo relacionado con los productos lácteos. Es una de las pocas investigadoras que aparece en la tabla periódica de científicos de todo el mundo, lo que nos da idea de la magnitud que tiene nuestra premiada. En la Fundación la hemos tenido para hablar de los beneficios del consumo de leche y de las bondades de la miel e nuestra provincia”, argumentaba Ferrero.

Otro de los premios es el relativo a Valores Humanos, que recayó en el teléfono de la esperanza: “Con el objetivo principal de dar vida, ilusión y esperanza a todas aquellas personas que por distintos motivos se acercan al Teléfono de la Esperanza en momentos muy delicados de su salud mental, con un estado emocional en crisis, siempre mostrando un trato afable y de consuelo en aquellas personas que lo están pasado muy mal”.

También hubo espacio para reconocer una trayectoria profesional en el mundo rural, que recayó en Manuel Fariña López: “Una historia que comenzó en la Alta Sanabria ha terminado con dos excelentes bodegas, en Toro y en Casaseca de las Chanas, y con una persona que lleva en su ADN todo lo relacionado con la viticultura. Fue uno de los principales impulsores de la creación y puesta en marcha de la D.O. Vino de Toro, allá por el año 1987 de la cual fue su primer presidente, y que junto a otras instituciones, públicas o privadas, siempre se ha preocupado de impulsar todo tipo de actividades relacionadas con el vino”.

En el aspecto cultural, el premio fue otorgado a la Banda de Gaitas As Portelas de Lubián: “Esta Banda de Gaitas "As Portelas" de Lubián se creó en el año 2006 bajo los auspicios del Excmo. Ayuntamiento de Lubián, y es una parte importante de la Asociación Cultural Xente Nova. Asociación y Banda, patrocinadas por el Ayuntamiento de Lubián tienen como objetivo aunar a todas aquellas personas que deseen obtener una formación musical, de Lubián y comarca e incluso de la vecina provincia de Orense (A Mezquita y A Gudiña), y que ha difundido la cultura zamorana y sanabresa por diferentes poblaciones de España, Portugal y Francia. En dos ocasiones ha sido la ganadora del Concurso Nacional de Bandas de Gaitas”.

Por último, el sexto premio concedido era en la modalidad de deportes, en el que se impuso David Sotelo Mezquita: “Con una afición que le viene de niño, en solamente 3 años de práctica y competición ha conseguido colocarse en lo más alto del escalafón en cuanto a la práctica del tiro al plato se refiere. Hizo su primera tirada con 15 años, lógicamente con la autorización de sus padres, y en la actualidad, con 18 años ha quedado campeón de Europa de Tiro al Plato y subcampeón del mundo de "Trap 5", con lo cual sus aspiraciones, ahora mismo, es estar en lo más alto en esta competición, con lo cual esperamos entre en el equipo junior nacional que saque la Federación para los europeos y mundiales”.

Era la propia Montserrat Chimeno, como representante del Sacyl, la encargada de dar voz a los premiados tras la entrega de los galardones. Una representante que quiso dejar claro el trabajo realizado por los sanitarios durante la pandemia, dejando claro a Alfonso Fernández Mañueco que puede "estar orgulloso" de la labor que han estado haciendo este tiempo por la sociedad zamorana. También dejó espacio para agradecer la ayuda recibida por parte de todos los zamoranos, las instituciones y otros sectores de la sociedad, así como un recuerdo para los trabajadores fallecidos del Sacyl durante la pandemia a causa del coronavirus. "No estábamos preparados para lo que hemos vivido", concluía Chimeno, quien reclamó ayuda para la etapa final de la pandemia ante la "falta de recursos humanos".

Al final, una entrega de premios que cerró con el concierto de Los 3 Tenores, Quintin Bueno, Manuel Mas y David Óvilo, encargados de cerrar un evento que supone la esperanza de que la normalidad regresa y que con ella también llega la reinstauración de los premios con mayor prestigio de la provincia, los Premios de la Fundación Caja Rural de Zamora.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído