Los problemas de la FP no desaparecen en Zamora: 151 alumnos sin plaza

El número de solicitudes de primera opción que se quedan sin plaza ha descendido casi un 30%

0 Comentarios

Formación Profesional
Formación Profesional

La Formación Profesional (FP) en Castilla y León continúa con paso firme para consolidarse como una opción de formación para miles de jóvenes y que se traduce en que el número de matriculados haya pasado de los 30.000 en el curso 2008-2009 a los casi 45.000 estudiantes de este año. Pese a ello, la demanda en muchos ciclos supera la oferta disponible, lo que provoca que un total de 3.954 alumnos se quedara este curso 2022-2023 sin una plaza en los estudios formativos de Grado Medio y Superior de FP en primera opción durante el único periodo para la presentación de solicitudes, una vez que ya se habían completado los ciclos en los centros públicos de la Comunidad. 

En todo caso, la Consejería de Educación subrayó a la Agencia Ical que estos datos corresponden a los cerca de 4.000 alumnos a los que no se le adjudicó la primera opción que señaló en su solicitud. Por lo tanto, no significa que no hayan podido cursar el ciclo elegido en primera opción, ya que puede haberle sido adjudicada plaza para el mismo grado en otro centro o incluso en el mismo instituto en otro turno, si lo contemplaba en alguna de las seis opciones restantes de su solicitud.

Por lo tanto, la Junta destacó que una cosa es el solicitante y otra, las solicitudes. No en vano, precisó que a la hora de presentar la solicitud de admisión en un ciclo de FP, el alumno puede señalar hasta siete opciones posibles, poniendo en cada una de ellas el ciclo que quiere cursar, el centro donde desea realizarlo y el turno (de mañana o tarde) que prefiere. En el proceso de adjudicación de plazas, se van adjudicando las plazas siguiendo el orden de opciones señaladas por el alumno. 

Pese a que la demanda de FP entre los jóvenes de la Comunidad va en aumento año tras año, el número de alumnos que se han quedado sin plaza en algún ciclo ha descendido con respecto al curso pasado. No en vano, en el 2020-2021, fueron 6.690 frente a los 5.205 del anterior. Es decir, este curso se han quedado sin plaza en primera opción en un centro público un 24 por ciento menos de estudiantes con respecto al curso anterior y un 41 por ciento menos que hace dos años.

Casi la mitad de los que no pudieron cursar el ciclo que habían señalado como primera opción era de la rama sanitaria como Cuidados auxiliares de Enfermería (577 alumnos sin plaza), Laboratorio clínico y biomédico (319), Imagen diagnóstico y Medicina Nuclear (245), Farmacia y parafarmacia (198), Anatomía Patológica y Citodiagnóstico (145), Emergencias sanitarias (86), Higiene bucodental (84), Dietética (39) y Atención a personas en situación de dependencia (38).

La rama sanitaria de los ciclos de FP siempre ha despertado el interés de los jóvenes por su alta empleabilidad, algo que ha aumentado en los dos últimos años ante la falta de determinados profesionales de cara a reforzar los centros sociosanitarios, clínicas y hospitales con la irrupción del COVID. El ciclo de Cuidados de Enfermería es un ciclo de Grado Medio que se imparte en todas las provincias de la Comunidad salvo en Palencia. Solo en León, se han quedado 136 alumnos fuera, y 144 en Salamanca. De ahí la decisión de la Consejería de aumentar la oferta de plazas en muchos ciclos de la rama sanitaria, con turnos de mañana y tarde. 

Nuevas tecnologías y TIC

Por otro lado, hay mucha demanda en los ciclos relacionados con las nuevas tecnologías  y las TIC, a la vista de los estudiantes que no han logrado plaza en la primera opción solicitada es de Grado medio de Sistemas microinformáticos y redes, con 372; el Superior de Desarrollo de aplicaciones web, con 124 .

También hay algunas tradicionales como Educación Infantil, con 172 estudiantes que no pudieron cursar ese grado; Enseñanza y animación sociodeportiva, con 95, y Estética y belleza, con 41, de las que casi la mitad es de la provincia de Valladolid. Hay otras de más reciente creación como Automatización y robótica  industrial (36) y Energías renovables (15 personas sin plaza).

Del total de 3.954 alumnos que no pudo elegir plaza en la primera opción solicitada para estudiar este curso en algún ciclo de FP, la mayor parte corresponde a la provincia de Salamanca, donde se contabilizaron 1.204, seguida de los los 735 en Valladolid y los 678 de León. Completaron el listado Brugos (383), Segovia (354), Soria (157), Zamora (151) y Ávila y Palencia, con 146 alumnos sin plaza, en cada caso. 

Alta empleabilidad

La buena acogida de la Formación Profesional en la Comunidad se debe a que se trata de un sistema formativo que prima la parte práctica y se ajusta a las necesidades del mercado laboral, por lo que permite proveer a las empresas de personal cualificado en diferentes sectores. Algo que, luego, se traduce en la elevada tasa de empleabilidad, hasta el punto que más del 85 por ciento de los alumnos de Formación Profesional de Castilla y León que terminan estos estudios accede al mercado profesional antes de que pase un año desde su titulación. Un porcentaje que se dispara hasta el 97 por ciento en el caso de la Formación Dual. 

En concreto, 17 de las 21 familias profesionales impartidas en los centros educativos de la Comunidad tiene una tasa de empleabilidad superior al 75 por ciento, donde 'Energía y Agua', 'Edificación y Obra Civil', 'Hostelería y Turismo', 'Fabricación Mecánica' o 'Electricidad y Electrónica' son algunas de las que mayor tasa de inserción presentan.

45 ciclos más

Consciente de esta situación, la Consejería de Educación decidió implantar este curso 45 ciclos formativos en 40 centros, de los que 22 son de grado superior, 15 de grado medio y ocho del nivel básico. Un total de 22 titulaciones se puso en marcha en centros del medio rural, para contribuir a mejorar la cohesión social en la Comunidad. Una medida que se enmarca en el VI Plan General de Formación Profesional, que pretende convertir a este tipo de estudios en “palanca” de transformación del sistema productivo autonómico por su “clara” vinculación con la creación de empleo y en un “motor” para la innovación y el crecimiento. 

Su titular Rocío Lucas ha destacado en varias ocasiones la importancia de la FP no solo desde el punto de vista académico sino también para la retención del talento y su vinculación estrecha con las necesidades del tejido productivo. De ahí que los nuevos ciclos que se implantan cada curso en cada provincia están vinculados a los sectores más asentados en cada territorio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído