Los productos estrella de la Navidad, al alza con la mirada de los zamoranos puesta en el bolsillo

Las fiestas navideñas llegan siempre con un alza de precios ante el aumento de compras en los productos alimenticios

El Mercado de Abastos, punto de encuentro para las compras navideñas de los zamoranos (7)
El Mercado de Abastos, punto de encuentro para las compras navideñas de los zamoranos (7)

Es momento de estar con la familia o amigos. Así suelen ser las fiestas navideñas para la mayor parte de los zamoranos, aquellos que todavía pueden reunirse con los suyos y que tienen cerca a sus más allegados para estos días marcados por las reuniones y la alegría.

Con el fin de las restricciones por el coronavirus muchas familias volverán a vivir una Nochebuena como las anteriores a 2020, sin un miedo supremo a la enfermedad que en los últimos años había cambiado para muchos la manera de vivir estas festividades. Pero este 2022 también llega de la mano de la inflación y la subida de precios generalizada que, para desgracia de todos, se traduce en un mayor gasto para comprar los productos estrellas para las comidas y cenas de estos días.

Si bien los zamoranos siguen apostando por la merluza, la lubina o el rape a la hora de escoger pescado o con lechazos y tostones para los más cárnicos, los comerciantes del Mercado de Abastos dejan claro que “la gente está esperando a última hora” para comprar esperando una repentina bajada de precios.

Con encargos para tener estos productos lo más frescos posibles, el paseo por los distintos puestos muestra más caras las carrilleras o los solomillos ibéricos, tal como explica la vendedora Marga Serrano, quien pese a todo explica que “la gente los encarga igual”. Pese a ello, lanza un mensaje claro al considerar que “el problema va estar cuando se pasen las navidades” y los precios sigan al alza.

Punto de vista diferente al de Ignacio Clavo, de Carnicería Clavo, quien, pese a ver que se está comprando “un poquito menos porque las cosas no andan muy bien”, deja claro que “muchos precios han bajado”.

Diferentes sensaciones que se palpan en las palabras de Soraya Martín, quien ha visto en su tienda de carne que muchos compradores “no pueden permitirse el lujo de algunos precios y buscan otros productos”. Problemas para el monedero que ha percibido también Virginia García, quien en su puesto en el Mercado de Abastos no está notando “compras ni parecidas a otros años”, algo que achaca a “precios intocables” que se dan especialmente en lechazos que alcanzan los 110 euros y tostones que bordean los 85 euros.

Por ello, muchos zamoranos están llevando sus miradas a pavos, capones o perdices, productos “algo más asequibles” y que se unen a la tendencia de “reducir la cantidad por comensal”, sentencia García.

Sensaciones encontradas en un Mercado de Abastos donde los compradores sí han percibido el incremento de los precios, teniendo más problemas para poder adquirir algunos de los platos estrellas pero que no cambiarán la ilusión de quienes se sienten en la mesa para reunirse con los suyos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído