¿Qué es el Abono Social de Telecomunicaciones y cómo puedo beneficiarme?

Este abono permite el ahorro del 95% en el recibo mensual telefónico.

Un hombre habla por su teléfono móvil. EP
Un hombre habla por su teléfono móvil. EP

Los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestran que la pensión media está aumentando, situándose en marzo de 2022 en los 1.086,52 euros. Sin embargo, en el caso de las pensiones de viudedad o las no contributivas esta cantidad disminuye hasta los 402,80 euros al mes.

Por este motivo muchos ciudadanos pueden solicitar complementos para sumar una cantidad extra a sus ingresos y hacer frente a los pagos del día a día de una manera más holgada. Uno de ellos, el Abono Social Telefónico, es uno de los menos conocidos pero de los que más ahorro suponen para aquellos que puedan solicitarlo, como explica el comparador de tarifas Selectra.

¿Qué es el Abono Social de Telecomunicaciones?

El Abono Social Telefónico o de Telecomunicaciones se encuentra dentro de la Carta de Derechos de los Usuarios de los Servicios de Telecomunicaciones Electrónicas, promovida por Real Decreto en el año 2009. En él se estipula el derecho que este abono surge como un derecho dentro de los servicios de Telecomunicaciones que el Gobierno considera básicos para los ciudadanos: telefonía fija y conexión a una red con capacidad de banda ancha de 1 Mbps.

Un 95% de ahorro en el recibo mensual

El Abono Social telefónico supone una importante ayuda económica tanto en la cuota de alta de una línea fija individual como una destacada reducción de la factura mensual de este servicio. El beneficiario del Abono Social contará con una reducción del 70% en la cuota de alta inicial e instalación de la línea telefónica fija y de un 95% en el recibo mensual de dicha línea.

Jubilados y pensionistas, los beneficiarios de esta ayuda

En la actualidad, los beneficiarios del Abono Social telefónico deben ser jubilados y pensionistas. Los jubilados pueden disfrutar de dicho servicio tanto si son beneficiarios de una pensión propia de un Organismo Público como si es una pensión privada reconocida por Resolución Judicial. Además, la renta familiar de los beneficiarios de esta ayuda no puede superar los 9.023,50 euros. Según lo estipulado en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas -IRPF-, la renta debe estar constituida por los siguientes rendimientos: trabajo, capital mobiliario e inmobiliario, actividades económicas y ganancias y pérdidas de patrimonio. Asimismo, se deberá tener contratada una tarifa de fijo de Telefónica.

¿Cómo se puede solicitar?

El Bono Social de Telefonía se puede solicitar por correo electrónico, por fax o por carta enviando los datos correspondientes. En cualquiera de estos medios se deberá enviar la misma documentación, ya sea a través de formato en papel o bien escaneada y como archivo adjunto:
● Nombre y apellidos y DNI del titular de la línea
● Nombre, apellidos y DNI del cónyuge de la persona que lo solicita si la línea está a su nombre
● Número de teléfono de la línea que tendrá descuento
● Último certificado de IRPF que esté vigente

Para solicitar está ayuda no hay un plazo de presentación fijo y esta solicitud puede hacerse durante todo el año. Una vez que se reciban los datos y se apruebe, el solicitante recibirá una carta con información detallada. Posteriormente, cada dos años, Telefónica exigirá a los beneficiarios que acrediten información actual por si siguen cumpliendo los requisitos. En caso de que no sea así o que no se justifique la petición, la compañía puede suprimir la bonificación en un plazo de dos meses. 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído