Quiñones: "Zamora ha sufrido cinco grandes incendios presuntamente intencionados"

“El que crea que esto ha sido un problema de la Junta de Castilla y León está muy equivocado. Podrá decirlo, repetirlo y pedir muchas dimisiones pero no se va a solucionar el problema"

Reunión de Suárez Quiñones con los alcaldes afectados por los incendios
Reunión de Suárez Quiñones con los alcaldes afectados por los incendios

De los ocho grandes incendios forestales declarados en la provincia de Zamora este año, dos fueron en invierno, y el resto, en primavera y verano. “Cinco de estos incendios han sido presuntamente intencionales, por una mano criminal, otro es accidental y los dos más graves, de la Sierra de la Culebra y Losacio, la causa fue, posiblemente, un rayo”, precisó Suárez Quiñones.

En este contexto, Juan Carlos Suárez-Quiñones destacó el paquete de medidas adoptadas por la Administración autonómica e hizo hincapié en las relativas a infraestructuras, incluidas las reparaciones que serán necesarias tras la saca de la madera quemada por el tránsito de camiones de gran tonelaje. 

Asimismo, sostuvo que la Delegación Territorial mantiene una comunicación “constante” con los alcaldes y que la delegada sigue una comunicación electrónica con los dos grupos de los dos incendios, además de las oficinas informativas abiertas para solicitar información, a la que ya se han dirigido 1.300 solicitudes. “Estamos actuando de emergencia con la alimentación al ganado y estamos evaluando los daños en apicultura y compensaciones que procedan tras la actuación de los seguros. Vamos a estar con la gente de Zamora, agricultores, ganaderos, comerciantes y ciudadanía para compensar los daños, más allá de las obligaciones legales”, rubricó.

Respecto a las responsabilidades y peticiones de dimisiones reclamadas desde varios sectores a tenor de los incendios forestales, el consejero recordó que la gestión de un incendio “que llegó a tener 120 kilómetros de perímetro va mucho más allá de lo que alguien pueda entender en un lugar concreto” y apostilló: “Las decisiones se han tomado en buena fe, en situaciones muy complejas y han tenido que ser inmediatas. No habrán sido todas acertadas pero, a toro pasado, todos tendríamos mucho que decir. Han evitado un daño potencial mucho mayor en ambos incendios, en condiciones que fueron excepcionales”.

De esta forma, Suárez-Quiñones incidió en que “se han apagado los 1.200 incendios” registrados desde que empezó 2022 y que graves incendios como los declarados en la provincia de Zamora “fueron apagados por el mismo operativo que no pudo apagarlos antes porque las condiciones fueron las que fueron” y los colocaron “fuera” de las capacidades de extinción. “El incendio de la Sierra de la Culebra llegó a quemar 1.269 hectáreas en una hora, cuando un incendio sin esas condiciones puede quemar unas 300 hectáreas al día”, anotó.

“El que crea que esto ha sido un problema de la Junta de Castilla y León está muy equivocado. Podrá decirlo, repetirlo y pedir muchas dimisiones pero no se va a solucionar el problema. Se soluciona con la conjunción de todos y atacando las bases, es decir, la gestión forestal y la normativa estatal, autonómica y local de gestión y muchas medidas que conllevan el esfuerzo de todas las administraciones”, concluyó.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído