Un elenco en flor y un guion repleto de guiños a la situación socio política actual fueron algunos de  los motivos de la fructífera función anoche de Réplika Teatro en la bombonera zamorana. La compañía fundada al alimón por Socorro Anadón y Jaroslaw Bielski volvió a llevar a escena un clásico de Chéjov en una versión actualizada, y de noventa minutos de duración, dirigida por Bielski. 

El cobijo de una familia aristócrata rusa bajo las reminiscencias de su glorioso pasado puso de manifiesto los efectos del inmovilismo y la resistencia a los cambios sociales y políticos de la actualidad. Una obra atemporal que, pese a haber sido escrita hace más de un siglo, volvió a florecer anoche en el Principal. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído