A las nueve en punto, los cofrades de la Cofradía de la Virgen de la Concha y las autoridades de Zamora se concentraban en la iglesia de San Vicente Mártir. Tras unos minutos, la comitiva partía en procesión hasta la iglesia de San Lázaro. Allí se unía parte de la corporación municipal, en concreto los ediles de Izquierda Unida, incluido el Alcalde Francisco Guarido, que no participaron en las celebraciones religiosas.

Una vez en ese punto, la comitiva local tributó una calurosa recepción al pueblo de La Hiniesta. Ambas comitivas se saludaron con el tradicional baile de pendones y el intercambio de bastones entre los alcaldes de las localidades. Ahí fue el único momento en el que intervino Francisco Guarido, para continuar con una tradición que se remonta al año 1291.Tras la foto de familia, la procesión con todos los miembros, excepto los ediles de Izquierda Unida, remontaron hasta  la iglesia de San Vicente Mártir, donde tuvo lugar la celebración de la Santa Misa.

Tras la celebración de la Eucaristía se desarrolló el acto de toma de posesión de los nuevos mayordomos y una vez finalizada la celebración de la Misa de Rogativas, el pueblo de La Hiniesta y la Cofradía de la Concha se dirigieron de nuevo en procesión hasta la iglesia de San Lázaro, donde concluía la rogativa con la Salve a la Virgen del Yermo. Después, churros y chocolate para dar por concluida una jornada que supone el preámbulo a la celebración de la Romería de la Virgen de la Concha a La Hiniesta del próximo 16 de mayo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído