Ruperto Prieto: “Cada vez que parece que salimos del túnel las circunstancias no nos permiten ver la luz”

El presidente de la Asociación Zamorana de los Empresarios del Comercio AZECO, Ruperto Prieto, atiende a zamora24horas para analizar cómo se desarrolló el año 2021 y qué perspectivas tiene el comercio zamorano de cara al futuro.

Ruperto Prieto
Ruperto Prieto

En 2021 hubo elecciones y salió presidente, ¿cómo afronta este mandato?
Hay que recordar que cuando dejó el cargo el anterior presidente yo estaba de vicepresidente y asumí el cargo por estatutos. Decidimos esperar unos meses para convocar elecciones porque había campañas importantes en marcha y llegó el coronavirus. Seguimos trabajando y en 2021 cuando se pudo se convocaron las elecciones. Salí elegido y el objetivo es seguir trabajando por el comercio de Zamora.

¿En qué punto están los comerciantes de Zamora?
Los comerciantes de Zamora están haciendo un gran esfuerzo, generando empleo, o consolidándolo en un momento social y económico complicado, luchando por dar ese servicio a los zamoranos, tratando de competir con internet, con las grandes superficies… Y ahora todo se agudiza por la pandemia. Cada vez que parece que salimos del túnel y vemos la luz, las circunstancias no nos lo permiten. Están siendo meses duros.

Hay un tema que preocupa a la sociedad en general, pero también especialmente al comercio, la subida de la luz. ¿Cómo está afectando?
Está afectando al comercio de forma evidente aunque de manera desigual. Me explico. La luz es un gasto fijo en todos los negocios, pero en algunos negocios se consume más que en otros. Hay negocios que gastan mucha energía y otros que tienen menos aparatos y el gasto es menor. Pero al final las facturas de la luz en líneas generales se están incrementando un treinta o cuarenta por ciento.

¿Qué le transmiten los comerciantes al respecto?
Bueno, la mayoría me hace la misma reflexión, es otra gota más a un vaso que está a punto de derramarse. Sube la luz, suben los precios de las materias primas, los costos… Nos vamos ahogando.

¿Cómo afecta todo esto al cliente?
En un principio intentas no repercutir en el precio para que el consumidor no se vea perjudicado, pero hay veces que no queda más remedio porque acortas el margen y llega el momento que no tienes margen y no queda más remedio que subir el precio.

¿Cómo se presenta el periodo de rebajas de enero?
Ahora el efecto de las rebajas se difumina porque no existe legalmente ese periodo. Se hacen por tradición, pero el usuario si no son rebajas, es ‘black Friday’, si no semanas del descuento… Las grandes marcas tienen esa capacidad, y se perjudica al pequeño comercio. Es una pena.

¿Volvería a la regulación anterior?
Por supuesto. Creo que esos periodos regulados son necesarios, incluso el cliente tenía más ilusión al comprar en esos momentos de rebajas. Al comercio local le venía bien para hacer una mejor planificación, sacar productos que a lo mejor se quedaban ahí en stock, y te daban un margen para tener más rotación de productos, un rembolso económico que te permite hacer nuevas inversiones... Ahora se ha difuminado en el tiempo.

Vamos con algunas campañas que impulsaron en 2021. ¿Qué valoración hace de los bonos comercio?
Es una campaña que salió fenomenal. Se pusieron muchos euros en circulación y la verdad es que funcionó muy bien. En cada edición aumentan las cuantías y los establecimientos que se adhieren. Todo el mundo nos ha dado una buena respuesta. Al final es un dinero que genera y repercute en los establecimientos, que es lo interesante. Es una campaña con una repercusión directa sobre los establecimientos. Es bueno para el cliente y los establecimientos, y anima al consumo en los establecimientos de cercanía.

Seguro que algún ciudadano ha descubierto comercios locales que no conocía…
Claro. También ha servido para descubrir muchos establecimientos que los ciudadanos tienen cerca, al lado, lugares por donde han pasado mil veces y no habían entrado nunca. Por eso digo que como herramienta de refuerzo para el comercio ha sido muy útil.

Parece que sigue habiendo un debe, que es el de la digitalización del comercio local.
Estamos trabajando mucho en ello. Hicimos una primera campaña con la Federación de Pequeños Comerciantes de Castilla y León y la propia Junta en la que participaron 29 establecimientos. Había una asesoría personalizada, charlas, formación. Contratamos una persona para que esa atención fuese directa. Había dos formas, o venían y nos pedían herramientas para implementar en sus negocios o iba el asesor directamente a las tiendas. Ha sido una ayuda muy buena porque ha sido cercana y útil.

¿Hay otras iniciativas previstas?
Sí. Tenemos pendientes varios cursos de diferentes temáticas. Vamos seguir haciendo formaciones en enero y estamos pendientes de un acuerdo con ayuntamiento y Cámara de Comercio para reforzar esa digitalización de las empresas. En ese caso será una ayuda de asesoría y también económica.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído