Sacar un billete a Barcelona: la opción más barata para los zamoranos que quieren llegar a Madrid en tren

La competencia en el trayecto Madrid-Barcelona obliga a la operadora a ajustar los precios

Varios viajeros en la estación de tren de Zamora Foto M.L
Varios viajeros en la estación de tren de Zamora Foto M.L

Pese a lo corto del trayecto y la simplicidad gracias a la alta velocidad para llegar a Madrid desde Zamora, lo cierto es que el coste de los billetes aún siguen siendo un claro inconveniente. 

Sin embargo, no todos terminan de comprender como puede ser posible que un billete a Barcelona desde Zamora sea más barato que a Madrid cuando además, el usuario monta en el mismo tren y hace transbordo en la capital. Esta situación no es más que fruto de la ley de la oferta y la demanda. 

El régimen de precios de los trenes de Servicios Comerciales no está regulado por las administraciones y que los precios que Renfe fija en estos servicios se determinan en función del comportamiento del mercado y teniendo en cuenta, fundamentalmente, las ratios de ocupación de los trenes y las curvas de demanda de cada uno, que varían en función de la antelación de compra.

La fijación de esos precios se realiza mediante reglas de negocio que cruzan distintas variables, como las horas de circulación de los trenes, el grado de ocupación, la curva de demanda, la antelación de compra, entre otras, de forma que los precios pueden variar en un mismo día.

La regla de negocio básica es la que relaciona el precio con la antelación de compra. El operador de transporte determina precios muy ventajosos en las compras a largo plazo, de forma que la curva de llenado del tren hace posible una mejor gestión de las plazas y una optimización del ingreso.

La entrada de la competencia en la línea Madrid-Barcelona ha provocado el lógico ajuste en ese mercado. En primer lugar, porque se trata de la línea con mayor demanda de toda España. En segundo lugar, porque se trata también de la línea con mayor oferta de plazasLa mayor existencia de plazas en oferta obliga a las compañías a un ajuste de los precios (por la simple ley de la oferta y la demanda).

Es por esta razón que, si por ejemplo, quisiéramos viajar a Barcelona, organizando el viaje con suficiente antelación, el precio del billete puede llegar incluso a ser más barato que si solo lo hacemos hasta Madrid, puesto que en el trayecto Zamora-Madrid no existe competencia alguna para la operadora pública mientras que en la segunda parte del trayecto si existe y obliga a ajustar los precios en base a ella. 

En este sentido, un billete a Madrid el próximo 13 de marzo nos costaría a fecha de hoy 46,30 euros mientras que a Barcelona el coste seria de 42,75 euros.

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído