Se cumplen doce años de la intervención en Zamora que supuso el principio del fin de ETA

La Guardia Civil interceptaba el 11 de enero de 2010 una furgoneta con explosivos en Bermillo de Sayago; una operación que con el tiempo se demostró fue clave para iniciar el fin de las operaciones de la banda terrorista ETA.

Homenaje en Sayago a los guardias civiles que interceptaron la furgoneta
Homenaje en Sayago a los guardias civiles que interceptaron la furgoneta

El 11 de enero de 2010, una patrulla de Seguridad Ciudadana perteneciente a la Comandancia de Zamora interceptó en un control rutinario en Bermillo de Sayago, cerca de la frontera con Portugal, una furgoneta cargada de armas y material explosivo pertenecientes a la organización terrorista ETA. El vehículo se dirigía al país luso para establecer supuestamente una base logística para sus comandos armados.

El conductor del vehículo, que en un primer momento logró huir, fue posteriormente detenido en colaboración con la policía portuguesa. También fue arrestado otro miembro perteneciente a la organización terrorista que había realizado labores de lanzadera de la furgoneta.
 
Apenas unas semanas más tarde, el 2 de febrero de 2010, se localizó una vivienda en Óbidos (Portugal) que servía de base operativa y taller a la organización terrorista para la construcción de artefactos explosivos.
 
Hay que recordar que ETA anunció el "cese definitivo" de la violencia terrorista en un comunicado el 20 de octubre de 2011.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído