La Semana Santa de Zamora grabada en la piel

Hay muchas formas de vivir la Pasión, desde el más creyente, hasta el más ateo sienten fervor por la Semana Santa de Zamora de una forma u otra, tanto que hasta su piel cuenta la historia del amor por la tradición.

Imagen de tres trabajos realizados por @Grey meseta tattoo
Imagen de tres trabajos realizados por @Grey meseta tattoo

Todo buen zamorano tiene grabada en su memoria alguna escena de nuestra Semana Santa que sea imborrable para él. Sin embargo, son muchos los que no solo llevan este recuerdo para siempre en su memoria sino que además deciden grabárselo en la piel, para llevarlo siempre cerca.

Un paso escultórico en el que se carga, una virgen de especial relevancia o un detalle que permita recordar el sentimiento que despierta la Pasión solo con verlo o tocarlo en la piel.

Una obra de arte en nuestro propio cuerpo convertido en galería gracias al buen hacer de los artistas del tatuaje. Este es el caso de Grey Meseta, tatuador residente en el estudio zamorano de Homeward Tattoo, situado en la plaza del Cuartel Viejo.

Las manos de la Virgen de la Soledad, el Merlú y la Virgen de los Clavos forman parte ya de la anatomía de tres zamoranos gracias este tatuador que, también como zamorano, reconoce estas imágenes propias de la pasión.

 

 

Para estos zamoranos, la elección de la pieza a tatuarse es una clara declaración de amor por la Semana Santa de nuestra ciudad. Imágenes en la memoria colectiva de todo semasantero, pero esto no es algo que intimide a Grey Meseta ya que: "No me lo tomo con más responsabilidad que cualquier otro trabajo, ya que todos los tatuajes me los tomo con la misma seriedad y responsabilidad", asegura.

Un maestro del blanco y negro en el que el realismo escultórico es claramente una de sus facetas más queridas, y así puede observarse en el Merlú tatuado en uno de sus clientes que guarda una fidelidad con la pieza original en una simbiosis del tatuaje y la imagen original del artista, también zamorano, Antonio Pedrero

Sin embargo, no es con el único escultor con el que Grey ha trabajado, de forma metafórica, ya que Ramón Álvarez ha sido otro de sus compañeros de estudio. De la talla a la tinta, pudiendo inmortalizar de forma perpetua las manos de la Virgen Soledad, la madre de Zamora, siendo este uno de los detalles más conocidos y queridos de nuestra semana de Pasión. 

 

Siguiendo con la escultura como técnica principal y con Ramón Álvarez como protagonista, otro de los encargos de Semana Santa realizados por este tatuador zamorano ha sido la Virgen de los Clavos.  

Un trabajo que se prolongó durante tres sesiones, sumando muchas horas de trabajo: “En el caso concreto de la Virgen de los Clavos, sí que te puedo decir que llevó muchas horas de trabajo y se hizo en tres sesiones, por la cantidad de detalles que tiene en el manto...", asegura el propio artista, recalcando que, independientemente del significado de la pieza para el tatuado, su interés es que "el tatuaje quede perfecto y el cliente contento"

 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído