La Subdelegación del Gobierno muestra su apoyo a las comunidades amazónicas afectadas por los vertidos petrolíferos

Ángel Blanco ha mantenido un encuentro con el líder social de la etnia indígena kichua y el Obispo del Vicariato de Aguarico

0 Comentarios

Encuentro con el líder social indígena de la etnia kichua Carlos Ajón y con Monseñor Adalberto Jiménez, Obispo del Vicariato de Aguarico
Encuentro con el líder social indígena de la etnia kichua Carlos Ajón y con Monseñor Adalberto Jiménez, Obispo del Vicariato de Aguarico

El subdelegado del Gobierno Ángel Blanco ha celebrado esta mañana un encuentro con el líder social indígena de la etnia kichua Carlos Ajón y con Monseñor Adalberto Jiménez, Obispo del Vicariato de Aguarico, una de las zonas más afectadas por los derrames de petróleo en la Amazonia ecuatoriana.

Durante el encuentro, al que han acudido también los altos mandos de los cuerpos de la seguridad del Estado en la provincia y representantes de Cáritas diocesana de Zamora, se ha puesto de manifiesto el complicado momento que atraviesa la que sigue siendo denominada como “Tierra de Nadie” porque “nunca aparece en los noticiarios” según Jiménez.

El prelado ha puesto sobre la mesa la precaria situación a la que se enfrentan las comunidades indígenas por la injerencia de las petroleras y sus vertidos: ”El 7 de abril de 2020, cuando el mundo vivía en plena pandemia, se vertieron en el río Coca, afluente del Amazonas, 16.000 barriles de petróleo. Una devastación terrible que sólo obtuvo silencio por parte de las autoridades locales y el gobierno nacional. El petróleo es una riqueza y el Amazonas es un terrero a depredar. Así que la desgracia que no causó la pandemia allí la provocaron los derrames de petróleo”.

Según relata Jiménez, ante el silencio de las administraciones y de los medios de comunicación las propias comunidades determinaron poner en marcha medidas de acción para autoprotegerse: “quedaron muy malheridas y gracias a la ayuda de Cáritas España y en concreto a algunas de sus delegaciones como la de Zamora, se pudo auxiliar a estas poblaciones en sus necesidades más básicas: proporcionando máquinas que potabilizan el agua de la lluvia y formando a líderes sociales para que aprendan a defender su territorio en el exterior”.

Uno de estos líderes indígenas, Carlos Ajón, acompaña al Obispo en este recorrido por diferentes ciudades españolas previo a su llegada a Ginebra el próximo lunes día 28 donde participarán en el Foro anual de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos.

Ajón ha relatado la penosa situación actual de estos pueblos anclados en el tiempo y que siempre han convivido en total comunión con la naturaleza: “”La tierra y el agua son primordiales en nuestra vida. Con ellas alimentamos a nuestros hijos y a nuestros ancianos. Cuando hay accidentes, las empresas intentan comprarnos con pequeñas ayudas pero eso no nos da de comer ni garantiza nuestro futuro. Nuestros árboles se mueren con los vertidos, los peces de nuestros ríos están contaminados, nuestros cultivos no brotan. Nos cambió la vida, nos destruyó y se vulneraron nuestros derechos”.

Los vertidos de petróleo en la selva amazónica son constantes. Según los datos facilitados esta mañana, entre 2015 y 2021 se registraron cerca de 900 derrames que afectan a la vida de un centenar de comunidades y a 27.000 indígenas.

La Diócesis de Zamora, a través de Cáritas continúa apoyando en la zona con diferentes acciones: la puesta en marcha de diferentes cultivos, la repoblación forestal y la educación de líderes como Ajón: “Soy el primer líder indígena formado para luchar por mi gente y contra las empresas que tratan de engañarnos para tenernos contentos. A mí las petroleras me han ofrecido trabajo, un coche, dinero pero no tengo esas necesidades. Yo lucho por las nuevas generaciones. ¿Cómo van a sobrevivir? Tengo que defender mi tierra”.

Antonio Jesús Martín de Lera, Director de Cáritas ha afirmado que en estos momentos el apoyo de la diócesis se centra fundamentalmente en esta formación de líderes: “Esta formación es tan importante como la ayuda económica. Cuando hay líderes empoderados es difícil que las compañías petrolíferas puedan comprar sus voluntades”.

Tanto el subdelegado del Gobierno como los representantes de las fuerzas de seguridad del Estado asistentes al encuentro, han mostrado su apoyo a la delegación ecuatoriana. Ángel Blanco han mostrado además su compromiso de actuar como intermediador ante el Gobierno si esto fuera necesario.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído