Tamara Casado: “En el CAM hay todo tipo de razas, culturas y religiones, con el respeto y la tolerancia como claves”

0 Comentarios

 Tamara Casado: “En el CAM hay todo tipo de razas, culturas y religiones, con el respeto y la tolerancia como claves”
Tamara Casado: “En el CAM hay todo tipo de razas, culturas y religiones, con el respeto y la tolerancia como claves”

¿Qué es el Centro de Apoyo al Menor?

Pertenece a la Diócesis de Zamora y consiste en ofrecer un espacio alternativo a los niños de entre seis y dieciséis años, es decir, extender un poco las actividades de por la mañana a la tarde. Son cuatro horas las que trabajamos con ellos y dedicamos el tiempo a satisfacer sus necesidades.

¿Hace el CAM de colchón para menores que no lo han tenido fácil?

Sí. Las familias con las que trabajamos son familias con escasos recursos económicos, familias desestructuradas y con una serie de problemas internos que los niños, como son esponjas, los van absorbiendo día a día. Nuestro objetivo es proporcionarles un ambiente superdistendido en el que hay niños de todo tipo de razas, culturas y religiones y el respeto y la tolerancia son nuestra clave.

¿Cuánto se aprende de forma personal en este trabajo?

Mucho. Sinceramente, es uno de los trabajos más bonitos que existen porque tú ofreces una respuesta a los menores pero, realmente, tú también te estás enriqueciendo, no solo ellos, porque tienes una visión distinta a lo que es tu realidad porque, afortunadamente, tienes un trabajo, una familia estructurada… pero estos menores ya nacieron con pequeñas carencias que, a la larga, van teniendo en sus adentros.

¿Hasta dónde se puede compensar la falta de lo que se entiende como familia ‘estructurada’?

Nosotros los observamos diariamente por las tardes y, sobre todo, cuando hacemos talleres con ellos y manualidades, aparte del apoyo al estudio, en actividades tales como hacer un dibujo de la familia, ahí en un rinconcito aparece algún trabajador del CAM y es cuando piensas que la respuesta es buena, porque estás haciendo mella en su corazoncito, te considera algo importante, así que eso nos vale.

¿Pasan muchas horas en el CAM?

Sí. De lunes a viernes estamos cuatro horas por las tardes y luego tenemos el campamento urbano, en el mes de julio, que son todas las mañanas.

Además del centro de Peña Trevinca, tienen otro centro en la zona de Los Bloques.

Está en la calle Argentina. Lo conocemos como el CAM de San Lorenzo y también es una zona que tiene necesidad de ofrecer respuesta a estos menores.

¿De qué personal dispone el CAM?

Tenemos 120 menores inscritos y todavía tenemos alguna plaza libre. En cuanto a trabajadores, somos seis: Cinco trabajamos en ambos CAM de Zamora y quiero resaltar que tenemos otra trabajadora en el centro de Fermoselle. Hemos abierto hace dos años en una zona rural otro CAM. Es un centro completamente distinto en cuanto a que nuestro objetivo en este caso es satisfacer sus necesidades de ocio y apoyo al estudio. Consideramos que estas familias económicamente no sufren las carencias que tienen las de la capital zamorana y ya que es una zona rural, donde no tienen medios de ocio adecuados o variados, pues darle esa alternativa de juego. Además, contamos con 33 voluntarios en los centros de Zamora y quiero hacer un llamamiento a quien quiera echarnos una mano para que se pongan en contacto con nosotros en los teléfonos 980525700, el de la calle Argentina, y 980523180, que es el de Peña Trevinca, o también en Cáritas.

¿Qué perfil tiene la familia que decide que les echéis una mano?

Tenemos de todos los perfiles. Normalmente viene gente muy joven, porque son familias que por su cultura o por su etnia tienen los hijos jóvenes, como familias en una edad normal, en torno a los 40 años.

 

¿Se potencia que los menores de varios paísesintercambien sus experiencias y conocimientos sin perder su identidad nacional?

Eso es lo bueno. En muchos de los talleres formativos potenciamos esta serie de valores y cada uno da su visión, su propia experiencia, incluso en talleres de cocina, que parece algo insignificante. Dedicamos a lo mejor un día a la cultura marroquí, por ejemplo, y algún niño nos trae alguna receta y nosotros intentamos prepararla. Cosas así. Entonces, lo que intentamos es que permanezcan todos los valores posibles, de cualquier nacionalidad o cultura, que seamos tolerantes y que nos respetemos, obviamente.

 ¿Cuáles son los servicios y posibilidades que ofrecen los CAM?

Sobre todo, nuestro objetivo primordial es ofrecer a los niños un espacio alternativo a la calle, un apoyo al estudio, es decir, una prolongación del ámbito escolar; formación en cuanto a valores, tolerancia y respeto a través de talleres formativos; un desarrollo de las habilidades básicas, como puede ser una simple manualidad, un desarrollo motriz y, sobre todo, un ámbito distendido y una socialización buena.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído