También habrá repescas para los Erasmus de la USAL que no pudieron vacunarse la semana pasada

Sacyl convocará próximamente a aquellos estudiantes que no pudieron acudir a su cita. Eso sí, las convocatorias serán en las gerencias de los campus universitarios y no de sus lugares de origen

Participantes en proyectos Erasmus+
Participantes en proyectos Erasmus+

El pasado sábado, los estudiantes Erasmus de la Universidad de Salamanca de cualquiera de sus dos campus de la provincia -Salamanca y Béjar- estaban citados en el Multiusos Sánchez Paraíso para recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19. Un acto que se había producido para los alumnos de los campus periféricos el jueves en Zamora y el viernes en Ávila.

Sin embargo, hubo estudiantes que, bien por encontrarse fuera de Salamanca -ya sea porque residen en otra provincia o comunidad autónoma o por estar de vacaciones- o bien por estar de cuarentena -por contacto estrecho- no pudieron acudir. Para todos ellos habrá una repesca, tal y como sucede con el resto de personas que no pueden vacunarse.

Así lo ha confirmado SALAMANCA24HORAS a través de fuentes universitarias, que han explicado que tendrá que ser Sacyl quien cite nuevamente a los estudiantes que no pudieron acudir y, una vez salgan estas convocatorias, la USAL notificará a los alumnos el lugar y la fecha correspondiente.

Eso sí, este lugar será en las propias provincias donde estén matriculados. Es decir, que si un estudiante canario estudia en Salamanca, deberá acudir a la provincia charra para recibir el fármaco contra el COVID-19.

Pero, ¿qué pasa si no puede venir precisamente por no residir en la provincia? Pues que o logra recibir la vacuna en su lugar de residencia o antes de marcharse a su lugar de destino o corre el riesgo de encontrarse con diferentes restricciones a la hora de viajar. Unas restricciones que, eso sí, en ningún momento impondrá la Universidad de Salamanca, sino el país de destino.

Por ejemplo, Francia exigirá desde agosto el ‘pasaporte COVID’ -es decir, un certificado de vacunación o un resultado negativo de un test-COVID, que no tiene una validez superior a las 72 horas en el caso de las PCR y de 48 horas en el caso de los antígenos- para entrar a bares o restaurantes. Otros países, como Italia, exigen ese ‘pasaporte COVID’ para poder entrar en el país.

Diferente es la situación de aquellos estudiantes que se hayan contagiado o lo hagan en los próximos días. En su caso, no podrán recibir la vacuna en los próximos seis meses, aunque sí que obtendrán para ese tiempo un certificado de recuperación del COVID-19 que les computará, a efectos, como el ‘pasaporte COVID’.

Por lo tanto, aquellos estudiantes Erasmus que vayan a marchar a otro país a estudiar -algunos, a mediados de agosto incluso- se enfrentan ante una situación que deberán resolver en las próximas semanas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído