Los test de saliva que estudia implantar la Junta y el análisis agrupado de muestras "permiten llegar a 100.000 PCR al mes”

Un portavoz del área de salud de Vigo de la Xunta de Galicia, comunidad pionera en el uso de los test de saliva y el análisis agrupado de muestras, explica al periódico SALAMANCA24HORAS.COM los beneficios que aporta el uso de estos test “al paciente, a los profesionales y al sistema en general”.

 3364544
3364544

En los últimos días una de las preguntas repetidas desde los medios de comunicación para la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha sido sobre la, casi segura, implantación de los test de saliva en Castilla y León. Un método diferente a las pruebas nasofaríngeas y que permite al paciente realizar de una forma sencilla y cómoda la toma de la muestra desde su propia casa y sin depender de personal sanitario. Una cuestión a la que Casado ha respondido positivamente, porque cree que “sería un balón de oxígeno para Atención Primaria”.

La consejera de Sanidad, sin embargo, no confirma todavía su aplicación en Castilla y León, pero deja caer que no tardará mucho en seguir el ejemplo de la Xunta. “Estamos en conversaciones con la empresa que los fabrica y tenemos a la red de expertos trabajando en ello. Se reunieron el miércoles y estamos a expensas de que nos digan qué les parece”, aunque el experto coordinador virólogo de esta Consejería “los valora de una forma muy positiva. También estamos esperando los resultados de la Carlos III”, anunció Casado.

En Galicia se han impuesto dos procesos que han elevado a un gran nivel la capacidad de diagnóstico y detección del coronavirus en la población. Por un lado, están los llamados test de saliva, que son los que quiere implementar la Junta de Castilla y León y que suponen el primer paso; por el otro, está el procesamiento agrupado de muestras o ‘pooling’, que sería el proceso por el que se analizarían las pruebas.

La consejera de Sanidad no ha hablado aún de ese proceso de ‘pooling’, pero Julio García Comesaña, gerente del Área de Salud de Vigo, aseguró en la presentación ante los medios de esta iniciativa, que comenzó en el Complejo Hospitalario de Vigo, que se trataba de “un proyecto pionero en España que marcará un punto de inflexión en la capacidad diagnóstica de la salud pública gallega frente al Covid-19, que nos permitirá garantizar zonas libres de virus circulantes y, por tanto, nos proporcionará una nueva arma para seguir avanzando. en la lucha contra este virus”.

Los test de saliva unidos al ‘pooling’ llegarían a un gran número de población en poco tiempo, de forma cómoda para el paciente y con un coste menor

Para conocer mejor y de primera mano el efecto de estos dos procesos y su funcionamiento, desde SALAMANCA24HORAS.COM se han puesto en contacto con un portavoz del área de salud de Vigo.

Este ‘pooling’ o análisis agrupado de muestras, se inició, según Benito Regueiro, jefe de Microbiología del Área de Salud de Vigo, “por primera vez en el ejército de Estados Unidos para diagnosticar la sífilis; y esta combinación de muestras ya ha demostrado su eficacia en estudios de detección de VIH, clamidia, malaria…”

Pero ¿En qué consiste este ‘pooling’ o análisis agrupado de muestras? Este procedimiento que lleva usándose desde mayo en Vigo, “consiste en agrupar las muestras de diferentes personas y procesarlas todas juntas, como si fueran de un solo individuo”, como por ejemplo analizar de una sola vez y en conjunto la muestra de un grupo de 20 personas que comparten el mismo espacio de trabajo.

Si el resultado del procesamiento de la muestra es negativo, quiere decir que ninguna de esas personas tiene la enfermedad, por lo que de una manera muy rápida se descarta el coronavirus en un grupo grande de personas ¿Qué supone esto? Un avance muy grande en tiempo, puesto que no se iría analizando prueba por prueba. “Este sistema es muy útil y eficiente en entornos con mayor probabilidad de que los resultados sean negativos, como ocurre en la fase actual de desescalada”, afirma el Dr. Regueiro.

Por el contrario, si el resultado es positivo se haría una nueva toma de muestras, así como su correspondiente análisis, sin embargo, ya no procesarían todas las muestras juntas, sino que se dividiría en pequeños grupos o de forma individual. No obstante, y como explica el portavoz del área de salud de Vigo consultado por este medio, “imagínate si todo el grupo da negativo, todo lo que avanzaríamos en tiempo y en eficiencia. Se podrían hacer de 100 en 100, por ejemplo, porque tenemos una capacidad muy grande para analizar muchas muestras”.

El ‘pooling’ descubrió un problema: “la capacidad para procesar las pruebas era tan grande que nos quedamos sin muestras que analizar”

El método actual de toma de muestras que se desarrolla en Castilla y León, y en prácticamente todo el territorio español -el de la toma en la nariz a través del 'bastoncillo'-, se convirtió en un ‘problema’ para el innovador procedimiento de la Xunta. “Teníamos más capacidad de analizar las pruebas, que muestras; puesto que, el proceso de toma nasofaríngea es lento, ya que se necesita personal para llevarla a cabo y además el paciente se tiene que desplazar hasta un determinado lugar para que le extraigan la muestra, como el COVID-auto, o bien tenían que ser los profesionales los que se acercaran hasta su domicilio. Fue así como nos quedamos sin muestras que analizar, ahí encontramos el cuello de la botella”.

Una vez encontrado este problema, los expertos del área de salud de Vigo comenzaron a examinar las posibilidades y a tratar de encontrar una solución. De ese modo, se comenzó a investigar con la saliva y con las muestras, y fue aquí “cuando se vio que la especificidad, la sensibilidad y la eficacia eran iguales que las obtenidas por el otro método, pero con la ventaja de que este procedimiento resultaría mucho más cómodo para el paciente”.

Este, por el momento, es la prueba que quiere implementar la Junta de Castilla y León en la comunidad. Es un proceso muy cómodo no solo para los pacientes, sino también para los profesionales. Así al enfermo se le hace entrega del kit que contiene un pequeño tubito con un adaptador de boca ancha, unas instrucciones y una bolsa hermética.

Test de saliva imagenes de la xunta (2)El procedimiento para tomar la muestra es muy sencillo. El paciente por la mañana, en ayunas y sin haberse lavado los dientes, introduce saliva en el recipiente, después lo cierra, lo guarda y lo lleva hasta un determinado punto, para que después sea mandado a analizar y solamente tendría que esperar los resultados, que con el método del ‘pooling’ sería mucho más rápido.

Podemos hacer más de 100.000 PCR al mes

El recién reelegido presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, anunció hace pocos días que la idea es extender a toda Galicia estos dos métodos para que lleguen a los 15.000 trabajadores de todas las residencias y centros sociosanitarios, puesto que estos dos procesos llevan aplicándose poco tiempo.

El ‘pooling’ se lleva usando en Vigo desde mayo, pero los test de saliva solo desde junio. Su implantación fue de manera periódica y secuencial. “Primero se realizó el proceso con nuestro personal de áreas críticas, de Urgencias, UCI y profesionales de residencias; y después en algunos sectores clave en la economía de la comunidad, como por ejemplo la automoción”.

Cabe mencionar que por la naturaleza de estos tipos de test se puede realizar el análisis de múltiples grupos, bien de trabajo o de familia que estén en contacto. Por ejemplo, en estas empresas de automoción de Galicia “se distribuyen los kits entre el personal. Luego cada empleado se hace la prueba en casa y posteriormente la depositan en un punto común que tenga la empresa. Acto seguido se recapitulan todas las muestras y se mandan a analizar”

Este proceso supone un gran beneficio para el sistema en general y para la lucha contra la pandemia, puesto que, según asegura el portavoz del área de salud de Vigo, “se incrementa muchísimo la capacidad de diagnóstico. Podemos realizar 100.000 PCR al mes. Por eso la premisa de Feijoo es test, test y test; cuantos más, mejor".

No sustituirán al actual proceso de toma de muestras, pero sí pueden apartarlo a un lado

Todo apunta a que, si este proceso no experimenta ningún contratiempo, los test de saliva se convertirán en el método de toma de muestras más utilizado, sin embargo, no podrán sustituir a las actuales.

¿Por qué?, porque existen determinados momentos o grupos de personas donde la toma de muestra a través de la saliva será tarea complicada, por lo que la extración a través del ‘bastoncillo’ será la única forma de obtener la toma.

Un ejemplo son las personas de edad avanzada con problemas de salud, puesto que, “en el recipiente se tiene que echar, como mínimo, 2 ml de saliva; algo que para determinadas personas puede costar bastante. Aunque, eso sí, ya se está trabajando para que esa cantidad sea inferior”.

Según informan estas fuentes a SALAMANCA24HORAS.COM, todo apunta a que el uso de estos dos procedimientos conjuntos será un método muy efectivo a la hora de detectar de forma masiva y precoz la enfermedad en grupos de gran volumen de población. Ahora queda esperar que la Junta de Castilla y León se decida a implantar estos test de saliva y quién sabe, si también a copiar este proceso de ‘pooling’.

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído