“Todo síntoma que aparece de forma brusca nos tiene que hacer acudir al hospital de forma inmediata”

El doctor Luis López Mesonero destaca que los síntomas más comunes de un ictus son perder la capacidad de hablar o de comprender lo que nos dicen, perder fuerza o sensibilidad en una parte del cuerpo, la imposibilidad de caminar, o la pérdida de visión.

 2086932
2086932

El coordinador de la Unidad de Ictus de Salamanca, Luis López Mesonero, ha explicado que los síntomas de un ictus aparecen de pronto y ha destacado la importancia de que “todo síntoma que aparece de forma brusca nos tiene que hacer acudir al hospital de forma inmediata”.

En este sentido, ha explicado que los síntomas más comunes de un ictus son perder la capacidad de hablar o de comprender lo que nos dicen, perder fuerza o sensibilidad en una parte del cuerpo, la imposibilidad de caminar, o la pérdida de visión.

El doctor López Mesonero ha subrayado la importancia de actuar lo antes posible, en la fase aguda, cuando un paciente sufre un ictus, a fin de conseguir que las secuelas sean las menores posibles. En este sentido, ha explicado que solo a un 20% de los pacientes que ingresan en la Unidad de Ictus se les puede aplicar uno de los dos tratamientos (fibrinolítico o trombectomía mecánica) para que mejoren sus síntomas.

“El 80% de los pacientes que atendemos no recibe ningún tipo de tratamiento en la fase aguda", ha lamentado el coordinador de la unidad y ha detallado que “el condicionante mayor es el tiempo” ya que “hay pacientes que vienen y ha pasado mucho tiempo y no podeos ponerles el tratamiento. Por eso es tan fundamental que el paciente llegue cuanto antes a Urgencias”.

“A veces los propios pacientes te dicen que se encontraban un poco mal y se metieron a la cama y ya al día siguiente, al seguir encontrándose mal, ya se van a Urgencias”, ha explicado el doctor López Mesonero quien lamenta que en estos casos “ya no podemos hacer nada”. “Ingresan en la Unidad de Ictus, les vigilas, les haces el mismo estudios y los mismos cuidados pero no podemos hacer algo rápido para evitar que queden secuelas”, ha insistido.

El 40% de los pacientes sufre secuelas tras un ictus

Según el coordinador de esta unidad, en torno a un 40% de los pacientes tienen secuelas derivadas del ictus. Desde hace seis meses, estos pacientes son llevados al Hospital de Los Montalvos para seguir con los cuidados por parte de Medicina Interna y continuar el tratamiento rehabilitador en lo que se llama “hospitalización de subagudos”.

En cuanto a las secuelas más comunes del ictus, son parecidas a los síntomas: dificultad para caminar, pérdida de movilidad de parte del cuerpo. Si el ictus se produce en el lado izquierdo del cerebro, puede verse afectado el habla y la movilidad del lado derecho del cuerpo, mientras que si se produce en el lado derecho, afecta a la movilidad del lado izquierdo del cuerpo.

“Crea un problema a veces para seguir siendo autónomo, lo que se pierde es la independencia que se tenía previamente”, explica Luis López Mesonero.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído