Tráfico estudia reducir los atropellos colocando una sirena amarilla sobre el coche

A pesar de ser una medida opcional, con ella se pretende reducir el número de atropellos en carreteras.

 2214162
2214162

Hasta ahora es obligatorio llevar en un vehículo el chaleco reflectante y el triángulo de peligro, pero eso podría cambiar. La Dirección General de Tráfico se plantea introducir un nuevo dispositivo luminoso con el objetivo de aumentar la visibilidad y reducir los atropellos en carretera.

Se trata de una sirena amarilla que, tal y como reza en el anexo XI de señales de tráfico de la DGT, sería opcional y se colocaría en el exterior del vehículo cuando este quede inmovilizado en la vía por accidente o avería.

Al colocarse sobre una superficie plana, el dispositivo comenzaría a funcionar gracias a una alimentación autónoma y sería visible a más de un kilómetro de lejanía. Tal y como continúa el reglamento, esta sirena amarilla se instalaría por encima de las luces más altas y no podrá afectar a la visibilidad del conductor ni a la resistencia de la estructura de protección del vehículo.

La Orden Ministerial PCI/810/2018 en la que se incluye esta posibilidad, modificaba también otros aspectos, como la iluminación de los vehículos prioritarios en servicio de emergencia, que pasará de ser amarilla a azul, adaptándose a la normativa europea.

De esta manera, las sirenas de color azul se reservan para la señal luminosa de todos los vehículos prioritarios en servicios de emergencia, y el amarillo para la de los vehículos que constituyen un obstáculo en la vía, lo que contribuye a mejorar la movilidad segura.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído