El trasplante renal con donante vivo es una opción eficaz en mayores de 60 años

Aporta significativos beneficios en cuanto a supervivencia y la función renal de los trasplantados, según un estudio llevado a cabo por nefrólogos e investigadores de diversos hospitales de Cataluña.

EP

0 Comentarios

Archivo   El Hospital Gregorio Marañón desarrolla una terapia celular para evitar el rechazo de trasplante de órganos
Archivo El Hospital Gregorio Marañón desarrolla una terapia celular para evitar el rechazo de trasplante de órganos

El trasplante renal a través de un donante vivo no sólo es una técnica eficaz en los pacientes de más de 60 años, sino que también aporta significativos beneficios en cuanto a supervivencia y la función renal de los trasplantados, según un estudio llevado a cabo por nefrólogos e investigadores de diversos hospitales de Cataluña.

Asimismo, en el trabajo se ha puesto de manifiesto la importancia de ofrecer la información adecuada de las distintas opciones de trasplante renal que tiene un paciente, también la de donante vivo, para éste pueda realizar la mejor elección en su caso.

Este trabajo científico, que se ha presentado en el Congreso anual de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), ha contado con la participación de profesionales de los servicios de Nefrología de los hospitales de Barcelona Vall d'Hebron, el Hospital Clínic, el Hospital Universitario Bellvitge, el Hospital del Mar, el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, la Fundación Puigvert y la Organización Catalana de Trasplantes.

Se trata de un estudio retrospectivo observacional de pacientes trasplantados renales con más de 60 años del Registro Catalán de Enfermos Renales realizados durante el periodo 2013-2020, mediante el cual se comparó los resultados entre los pacientes trasplantados receptores de donante vivo, de donante cadáver en muerte encefálica y de donante en asistolia controlada. En este periodo se realizaron 2.094 primeros trasplantes renales en pacientes catalanes mayores de 60 años (1.246 de donante en muerte encefálica, 620 de donante en asistolia controlada y 228 de donante vivo).

Los resultados del estudio mostraron que la supervivencia del injerto y del paciente, así como la función renal al año de seguimiento, es mejor en los receptores de un trasplante de riñón de donante vivo que en los trasplantados con los otros procedimientos, por lo que confirma la eficacia y seguridad del trasplante de donante vivo en los pacientes renales de avanzada edad.

Además, los autores de la investigación concluyeron que se debería informar de forma adecuada a los receptores sobre todas las técnicas de trasplante disponibles y de sus ventajas y beneficios para que puedan tomar la mejor decisión.

 

Copiar al portapapelesImprimir

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído