La Encuesta de Ocupación Hotelera del Instituto Nacional de Estadística hace un estudio mensual sobre el número de viajeros y las pernoctaciones que tiene una provincia. Esta encuesta considera establecimientos hoteleros aquellos establecimientos que prestan servicios de alojamiento colectivo mediante precio con o sin otros servicios complementarios (hotel, hotel-apartamento o apartahotel, motel, hostal, pensión,...). 

En este sentido, y mirando las cifras de turistas y pernoctaciones que se han producido en los últimos años durante la Semana Santa en la provincia de Zamora, queda claro que el descenso provocado por la crisis es evidente. Eso sí, el año pasado supuso un respiro en ese descenso prolongado y se vio un ascenso de visitantes y pernoctaciones hoteleras. Así, en el mes de abril de 2015, que es cuando coincidieron los días centrales de la Semana Santa, se contabilizaron 18.574 viajeros y 30.470 pernoctaciones, lo que arroja que cada visitante que se aloja en un establecimiento hotelero tres días y dos noches.

El número de viajeros en el 2014 durante el mes de abril fue de 18.906 viajeros; mientras que en 2013 fue aún menor, ya que en marzo visitaron Zamora 18.091 personas. A partir de ahí, la Encuesta de Ocupación Hotelera del Instituto Nacional de Estadística refleja que se produjeron los siguientes flujos de visitantes en años anteriores: 2012 abril – 19.396; 2011 abril – 20.426; 2010 marzo – 17.850; 2009 abril – 20.409; 2008 marzo –19.254.

Con estos datos en la mano, los responsables de los establecimientos hoteleros esperaban que 2016 siguiese la tendencia de mejoría del año pasado pero la realidad ha sido distinta, y es que observando los datos de marzo de este año, que es cuando han coincidido las fechas semanasanteras, el dato de viajeros ha descendido. De esta forma, según el INE en marzo llegaron a Zamora 17.810 viajeros, mil menos que el año pasado en Semana Santa, y se realizaron 30.198 pernoctaciones, casi trescientas menos que en 2015.

En definitiva, que pese a las sensaciones optimistas que se tenían tras la celebración de la Semana Santa, la realidad, según el INE, es que el turismo en la provincia de Zamora durante los periodos semanasanteros sigue perdiendo fuelle. Una situación a estudiar para intentar que la Semana Santa de Zamora recupere todo su esplendor.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído