“Los viandantes obligatoriamente deben bajar el bordillo, y andar poco más de un metro por la calzada. Un obstáculo permanente en la acera de una vía publica, muy cerca de un supermercado. La situación es el incomprensible resultado de que en la última urbanización realizada quedaran ciertos flecos por resolver, y que pasados los años sigue a la espera de que pueda solucionarse”, explican desde Unión del Pueblo Leonés.

UPL insta al gobierno municipal a resolver la situación de la calle Corbeta, que impide que los peatones puedan realizar algo tan lógico y simple como es circular por la acera destinada para ellos. 

“Esperando, si el ayuntamiento pone los medios, pueda llegarse a un acuerdo con la comunidad propietaria del espacio, para que sin perjuicio de sus intereses pueda ganarse ese pequeño terreno para dominio público en beneficio de los viandantes”, finalizan.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído