La USAL acaba con su deuda histórica trece años antes de lo previsto

La hoja de ruta marcaba la cancelación de la deuda, que llegó a ser de 87 millones de euros, para 2030. La aportación continua de la Junta y el rigor financiero de la USAL han conseguido que se haya alcanzado el saneamiento y ahora la institución académica dispondrá de financiación especial para programas de mejora académica entre los que el rector destacó unas tasas mayores de reposición del profesorado.

0 Comentarios

 La USAL acaba con su deuda histórica trece años antes de lo previsto
La USAL acaba con su deuda histórica trece años antes de lo previsto

El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, comparecía en rueda de prensa este pasado miércoles para anunciar la cancelación de la deuda histórica de la institución académica que, según ha comentado el vicerrector de Economía, Ricardo López, también presente, fue de 87 millones de euros en 2008. Este anuncio, que ha realizado con "gran satisfacción" llega, además, trece años antes de la hoja de ruta marcada conjuntamente con la Junta de Castilla y León, que planteaba la cancelación en 2030.

La Universidad de Salamanca se ha convertido, de esta manera, en la primera que consigue este hecho de las tres que debieron acometer una gestión económica diferente para sanearse ya que la Universidad de León y la de Burgos todavía se encuentran en proceso, mientras que la Universidad de Valladolid nunca se ha endeudado. El secretario general de Educación de la Junta, Juan Casado, ha explicado que la satisfacción procede de la delicada situación de 2008 en el que, comentó, los pagos a los proveedores superaban el año y se hubiera procedido a la suspensión de pago en el caso de que la institución hubiera sido privada. 

Por ello, recalcó la hoja de ruta que se planteó en 2008 por parte de la Junta y la propia Universidad y que se ha llevado a cabo de la mejor manera posible. De hecho, ya desde 2009, "el equipo de Gobierno alcanzó el equilibrio presupuestario anual" y se ha mantenido hasta la fecha con superávit en todos los ejercicios. Un superávit que, por cierto, el rector ha reclamado para los próximos años ya que de no ser así, "es que nos hemos comido el dinero para el desarrollo de proyectos plurianuales". De hecho, lanzó un mensaje de que "no sobra el dinero, está provisionado para lo comprometido" en próximos años. 

Hernández Ruipérez también resaltó conseguir el saneamiento en los años más duros de la crisis lo que permitirá ahora que la Universidad pueda destinar sus ingresos, en torno a "cuatro o cinco millones de euros" a otros proyectos como mejorar las tasas de reposición del profesorado y la mejora en los servicios para ellos y los alumnos. Esto se ha conseguido por dos razones, según comentó Casado, el mantenimiento de la aportación de la Junta, que lo hizo en 20,3 millones, y el rigor financiero de la USAL, que ha aportado 33,7 millones. 

El secretario general también destacó el sistema universitario regional, que apenas aporta un 1% a la deuda de los 1.500 millones de euros cuando su peso estatal es cercano al 6%. Sin embargo, sobre la rebaja de precios públicos a los alumnos, comentó que actualmente, en Castilla y León, son solo de 180 euros más que la media nacional y que la Universidad de Salamanca sigue atrayendo más estudiantes de los que exporta y que, a pesar de la subida de precios en los últimos años, el porcentaje de lo que se paga sigue siendo en torno al 15%, por el 85% que aporta el Gobierno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído