Varios enfermeros zamoranos acuden a las oposiciones en Madrid pese a las trabas del Sacyl

0 Comentarios

 Varios enfermeros zamoranos acuden a las oposiciones en Madrid pese a las trabas del Sacyl
Varios enfermeros zamoranos acuden a las oposiciones en Madrid pese a las trabas del Sacyl
El Sindicato de Enfermería (Satse) de Castilla y León denuncia que el Servicio de Relaciones Laborales de Sacyl está impidiendo de forma general a las enfermeras disfrutar de los permisos y licencias reconocidos en el Pacto que los regula en esta Comunidad. Este sábado se están celebrando en Madrid las pruebas selectivas de la OPE de Enfermería de esta Comunidad y se calcula que a ellas asistan unas 43.000 personas, de las cuales, unas 2.000 procederán de Castilla y León y de esas un buen número de zamoranas. Muchas de ellas han asistido a estas pruebas en autobuses puestos a su disposición por el Sindicato de Enfermería en las distintas provincias castellano y leonesas.

 

Sin embargo, ante estos exámenes, el Servicio de Relaciones Laborales de Sacyl ha puesto trabas a las enfermeras para presentarse a las mismas porque, pese a que el Pacto de Vacaciones y Permisos autonómico contempla el derecho del trabajador a disfrutar de “la jornada completa del día del examen”, el citado Servicio pretende que aquellos profesionales que tengan turno de noche tras el examen se vean obligados a trabajar.

 

Satse pone de manifiesto que lo que el Servicio de Relaciones Laborales hace es interpretar dicho Pacto por sus propios intereses, sin tener en cuenta los de los trabajadores de Sacyl. Además, explica que lo sucedido con la OPE de Madrid no es un hecho aislado, sino que el Servicio interpreta continuamente el Pacto para restringir derechos de los trabajadores y este Sindicato advierte de que ante cualquier examen relevante va a suceder lo mismo. Así, el sindicato teme que ante las pruebas del EIR que se celebrarán en enero próximo vuelvan a ponerse trabas a las enfermeras para poder acudir a las mismas.

 

Satse alerta, además, de que con estas actuaciones este servicio está obligando a las enfermeras a trabajar de noche tras haber pasado una larga jornada y muchas horas sin descansar por las citadas pruebas, lo que puede tener incidencia en la calidad de la asistencia sanitaria que se puede prestar. “Es incomprensible que este servicio pretenda que un profesional que ha estado sometido todo el día a una gran presión por el examen y a muchas horas sin descanso pueda trabajar en iguales condiciones que un día normal. Así, hay bastantes enfermeras que tendrán que hacer cientos de kilómetros mañana para acudir al examen y tras él regresar para enfrentarse a su jornada de trabajo”, concluye.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído