VÍDEO | Laura Pedruelo, de profesión piragüista… y policía: “Sin disciplina no obtienes resultados”

La laureada palista zamorana comenzaba en septiembre de 2020 sus prácticas como Policía Nacional en la Comisaría de Zamora tras aprobar las oposiciones. Compagina el deporte de alto nivel con su profesión y hace escasas fechas conseguía la clasificación para el Campeonato de Europa y el Mundial. Una situación que en la esfera nacional se ve reflejada en palistas olímpicos como Saúl Craviotto o Javier Hernanz.

VÍDEO | Laura Pedruelo, de profesión piragüista… y policía: “Sin disciplina no obtienes resultados”
VÍDEO | Laura Pedruelo, de profesión piragüista… y policía: “Sin disciplina no obtienes resultados”

Durante más de una década, decir Laura Pedruelo era asociar ese nombre a una de las piragüistas más importantes que ha dado la provincia de Zamora. Sus éxitos a nivel nacional y sus participaciones constantes en campeonatos europeos y mundiales con la selección española le han permitido estar durante muchos años en el foco mediático de la información deportiva. No obstante hay una Laura Pedruelo más allá del ámbito deportivo.

En 2019, la palista zamorana aprobaba las oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía y en el mes de septiembre comenzaba su penúltimo tramo de formación en la Escuela de Ávila. Allí le cogió la irrupción de la pandemia y tuvo que finalizar esa formación desde casa, online. Tras eso, iniciaba en septiembre de 2020 las prácticas en la Comisaría de Zamora, junto a otros siete compañeros. En total, cinco mujeres y tres hombres.

Ahora, pocos días después de conseguir su enésima clasificación para unos Campeonatos de Europa y para unos Campeonatos del Mundo, Laura Pedruelo atiende a zamora24horas para valorar su camino en el piragüismo, el punto de inflexión en el que decidió apostar por opositar al Cuerpo Nacional de Policía, la transversalidad del coronavirus en todo el proceso y sus primeros pasos en el cuerpo. Unos pasos que de momento no son del todo conocidos.

“Laura, no sabía que eras Policía”, le espetaba antes de la entrevista una conocida de su familia, mientras Laura Pedruelo entraba resolutiva con el uniforme oficial del CNP al Parador de Turismo de Zamora donde estaba programada la entrevista. “Hay mucha gente que todavía no sabe que soy Policía”, explicaba la propia Pedruelo al redactor y al cámara, a la vez que pedía que se le tuteara en la conversación.

Sin tu00edtulo 2

Enhorabuena por tu reciente clasificación para el Europeo y para el Mundial de piragüismo en el K1 1.000 metros. Había que confirmar participación, ¿ya lo has hecho?
Sí, por vía mail ya hemos confirmado nuestra participación en estas citas internacionales en las que representaré a España.

¿Esperabas, después de tantos meses tan extraños y sin saber muy bien el nivel de las demás compañeras, ofrecer ese rendimiento que tuviste en el Selectivo?
No y sí. No, porque es verdad que llevábamos mucho tiempo sin competir, sin medirnos, sin saber cómo estaban las demás rivales. Y sí porque llevamos una temporada muy buena entrenando y en los últimos entrenamientos habíamos tenido tiempos muy buenos. Sabíamos que podíamos luchar por obtener plaza.

Al ser competición en pista, ¿se entiende que los gastos corren a cargo de la Federación y no de los palistas?
Sí, el K1 1.000 tanto para el Europeo como para el Mundial sí son financiados por la Federación. No siempre ha sido así, porque ha habido años que los palistas teníamos que autofinanciarnos estos campeonatos si no competías en distancia olímpica. La situación está cambiando para mejor, porque era algo bastante sorprendente que fueses a representar a España a un Mundial o a un Europeo y tuvieras que pagarlo.

Vamos con esa dicotomía policía - piragüista. Estás ahora en el periodo de prácticas en el Cuerpo Nacional de Policía en la Comisaría de Zamora. ¿Cómo lo estás llevando?
Estoy muy contenta. Estoy viviendo una etapa bonita como policía. Es un sueño cumplido. Además, estoy pudiendo hacer prácticas en Zamora y eso me permite trabajar y entrenar, y la verdad es que estoy muy contenta. Aquí me están ayudando mucho, me están tratando fenomenal. Además, si tengo que pedir días para competir no me ponen problemas y estoy muy contenta. Insisto que desde la Comisaría Provincial de Zamora me han ayudado desde el primer día, a todos los policías de prácticas nos cuentan como un policía más, y como deportista me han puesto todas las facilidades para que siga pudiendo entrenar al máximo nivel.

WhatsApp Image 2021 05 04 at 23.06.20

¿En tu caso, ser Policía es una vocación o una alternativa que encontraste atractiva cuando te planteabas el futuro laboral?
Siempre me ha llamado la atención. Sí es verdad que yo estudié otra rama, la de la Educación, pero vi que en ese sentido las opciones laborales eran bastante complicadas y opté en el 2018, porque fue en mi segunda convocatoria cuando aprobé, por empezar a preparar la oposición. Esto es un poco secta (risas), porque te empieza a enganchar y estoy muy contenta. Voy muy feliz a trabajar, porque es una función primordial en nuestra sociedad, la de ayudar al ciudadano, y la verdad es que estoy muy satisfecha personalmente.

¿En qué momento decidiste que ibas a opositar a la Policía? Si es que hay un momento concreto, una situación determinada, una temporada puntual que lo viste claro…
Lo estaba pensando ya en 2015, cuando estábamos en Sevilla con el equipo nacional. Porque estábamos preparando el K4 a nivel de olimpiadas a ver si clasificábamos, pero no salió. Ahí tenía bastantes compañeros que me animaron a opositar, porque me dijeron que seguro que me gustaba, y fue ahí donde llegó ese punto de inflexión. Y a día de hoy no puedo estar más contenta de ese cambio. Es verdad que tuve un par de años, 2018 y 2019, en los que tuve que dejar un poco más de lado los entrenamientos, aunque no la competición porque seguí compitiendo, pero sí bajé el nivel de entrenamientos. Porque estas oposiciones te exigen mucho tiempo de estudio y son procesos selectivos muy largos. Pasamos las físicas, luego el teórico, luego el psicotécnico, luego la entrevista, luego el reconocimiento médico… Se nos alarga casi a un año de proceso selectivo y no podía estar tanto tiempo entrenando. Pero tenía claro que quería ser Policía, aunque para ello tuviera que sacrificar unos años de carrera deportiva. Y tenía claro que del piragüismo no se vive y fue una decisión acertada.

¿Qué te dice tu familia, tu entorno, tus amigos, cuando les dices que quieres opositar para Policía?
Siempre me han apoyado en todo lo que he hecho, tanto en lo que he estudiado, como en mi carrera deportiva, y ahora en mi carrera laboral. Estoy muy agradecida a mi familia, porque me han dado todas las facilidades del mundo. Me ausenté durante casi un año para poder estudiar y estar concentrada en la oposición. Todas las ayudas que necesitaba me las daban. Están contentos.

¿Qué fue lo más duro en esas oposiciones? Porque al ser deportista de alto nivel se entiende que a nivel físico no tendrías problemas…
La gente piensa que los deportistas que nos presentamos a un proceso selectivo de este tipo las pruebas físicas nos resultan más fáciles. Pero hay que pasarlas, y el momento de nervios lo tenemos como todo el mundo. Es verdad que al haber competido durante tantos años, ese punto de presión lo llevamos mejor que gente que no ha estado con esa presión constante. Duras son todas las pruebas, porque sabes que te estás jugando una plaza, que es tu futuro laboral. A lo mejor, te diría que la última prueba que era el psicotécnico pudo ser la más dura, pero por la sensación de saber que si no la pasas te toca empezar de nuevo. Sería otro año que, no lo pierdes, pero el momento de más presión es ese porque es cuando ves que lo tocas con la yema de los dedos.

¿Te ayudó en algo el ser piragüista, deportista de alto nivel, en tus oposiciones?
Sí, es lo que comenté antes. El momento de estar en el examen, los nervios… Al ser deportistas aguantamos mejor esos nervios, la presión. Como lo llevamos entrenando muchos años lo llevas mejor. En cuanto a la disciplina, nunca he tenido problemas porque llevo practicando deporte desde los ocho años y si no tienes disciplina no tienes resultados. Tenía mi método de levantarme a las siete de la mañana y estudiar hasta las dos. Ponerme a comer. Y seguir estudiando de cuatro y media a once de la noche. No lo exagero. Ese era mí día a día.

DSC 0639

¿En qué momento te pilla la irrupción de la pandemia?
El momento de pandemia nos tocó en la Escuela Nacional de Policía en Ávila. La escuela empieza en septiembre y dura hasta junio, y nos pilló ahí desde marzo hasta junio. Ese periodo nos tocó hacerlo en casa, seguir la formación académica en casa y luego volvernos a Ávila a hacer los exámenes. La verdad es que Ávila es otra etapa del proceso selectivo porque no estamos jurados y son muchas asignaturas, mucho contenido, muchas unidades didácticas… Te forman a nivel general de todo un poco lo que engloba la Policía y la disciplina. Fue una etapa intensa, aunque es verdad que la pandemia nos cortó un poco la formación; pero ahí la división de formación nos siguió formando a nivel online y lo gestionó bastante bien porque era algo nuevo para todos.

¿Y como afectó el coronavirus a tu vida como piragüista? ¿Qué cambios son los más destacados que has notado en ese día a día?
Nos cambió todo. Porque primero no podíamos salir de casa y tuvimos que adaptar el entrenamiento como podíamos en casa. Luego tuvimos la fase en la que podíamos salir a correr. Es cierto que yo vivía en un pueblo y no me podía acercar a Zamora a entrenar. Luego salió la resolución de que deportistas de alto nivel podían empezar a entrenar y ahí empezamos. Tuvimos muchas fases pero yo no dejé de entrenar, casi hasta por salud mental, porque todos lo hemos pasado mal. Ha sido una situación mala para todos como deportistas y como no deportistas. Lo hemos ido adaptando. Siempre hemos respetado las medidas y es adaptarte. Esto ya forma parte de nuestra vida.

¿Te pones una fecha tope para aparcar la piragua y ser ya únicamente, que no es poco, Policía Nacional?
Ahora mismo no. Físicamente me encuentro fenomenal. Nunca me había encontrado tan bien entrenando y compitiendo. También es verdad que por esa estabilidad laboral que me permite alternar el trabajo con el deporte y el ir a competir sin ninguna presión. Ahora mismo no me veo dejando el piragüismo, pero es vidente que la prioridad es mi trabajo.

¿Cómo seguiste la polémica de Carlos Garrote y Cristian Toro en el Selectivo? ¿Tienes una opinión formada al respecto?
Es difícil opinar sobre esta situación tan complicada para nuestro compañero Carlos. Tiene nuestro más sincero apoyo como compañero de club. Pero es algo que está en manos de abogados y tienen que solventarlo ellos. Es bastante amargo ver esta situación en el deporte, que es muy dura. En todas las facetas de la vida hay injusticias.

¿Te has encontrado a lo largo de tu carrera en el piragüismo y en tu corta carrera en la Policía actitudes machistas dentro de ambos colectivos?
Siempre me he visto como una más. A nivel de piragüismo sabemos que hay un mayor número de hombres que de mujeres y aquí en Zamora siempre hemos estado en clubes muy grandes y yo siempre me he sentido una más. Y a nivel de la Policía lo mismo. Llevo poco como Policía pero la verdad es que no me he sentido para nada excluida en ninguna faceta. En eso estoy contenta, nunca he tenido ni percibido esos problemas.

DSC 0648

¿Hay opciones cuando acabes las prácticas de continuar en Zamora o tienes que salir a otro destino? En ese caso, ¿seguirás remando?
Lo que es seguro es que en julio juro la profesión y ahí ya sería policía como tal. El destino depende del escalafón que tengamos después de las notas que hayamos sacado en oposición, las notas de Ávila y la nota de las prácticas. Y la posibilidad de poder estar en Zamora depende un poco de los resultados deportivos. Existe dentro de la división de formación de Policía la agrupación deportiva, que se encarga de tutelar a los deportistas de alto nivel y alto rendimiento para darles facilidades y que puedan seguir entrenando. Pero como eso está en el aire, porque tengo todavía que jurar, pues estoy pendiente de poder hacerlo.

¿Tienes mucho apego a Zamora o eres de las que se iría encantada a cualquier otro destino?
No tengo problema de salir porque es una profesión en la que sabes lo que hay. Es decir, la Policía Nacional se mueve por todo el territorio español y te debes a lo que te toque o lo que te manden. Entonces, sabes que hoy puedes estar aquí y mañana en otro sitio. Con esas condiciones yo sabía que iba a opositar y conocía la profesión. Además, he tenido muchos años como deportistas en los que he pasado bastante tiempo fuera de Zamora y no he tenido problemas. A todos nos gusta estar en casa pero las obligaciones son las obligaciones.

¿Dónde te ves dentro de diez años cuando hayas dejado el piragüismo? ¿Quieres acceder a alguna unidad en concreto dentro de la Policía?
Siempre me ha gustado seguridad ciudadana, que es la patrulla, lo que se ve en la calle, la atención más primaria al ciudadano. Para mí es lo bonito, el ayudar y el servir al ciudadano. Hay muchas unidades, es muy extenso. Lo que es la UFAM (Unidades de Atención a la Familia y Mujer), que engloba la ayuda en violencia de género, también me llama la atención, pero hay tantas ramas que no tendría problema en estar en ninguna. Pero la verdad es que lo que más me llama es la seguridad ciudadana, el estar a pie de calle.



Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído