Vox acusa de sectarismo al Ayuntamiento por el nuevo protocolo de la Alhóndiga

El partido recrimina que se decrete quién y para qué se puede utilizar la instalación

 La Alhóndiga Pantalla
La Alhóndiga Pantalla

El grupo político de Vox en Zamora, expresa su disconformidad con el nuevo reglamento de uso de la Alhóndiga y acusan de sectarismo al equipo de Gobierno. "Según información publicada, el Ayuntamiento pretende regular el uso de la Alhóndiga, por lo que en el próximo pleno del mes de julio se someterá a su aprobación el correspondiente reglamento. Nada habría que objetar si solo se tratara de determinar horarios, condiciones y demás, pero cuando se pretende decretar quién y para qué puede utilizar esta instalación pública en base a la afinidad ideológica o no que tenga con el Ayuntamiento comunista, pues entonces la objeción es absoluta" señalan desde el partido de extrema derecha.

Vox, que usa la información que se ha publicado en prensa, expone que el Ayuntamiento ha informado de que “estos espacios podrán ser utilizados, previa solicitud, por las personas, entidades y asociaciones sin ánimo de lucro; y no estarán permitidas las actividades de tipo litúrgico o en la que se haga proselitismo, así como otras actividades que conlleven riesgo para la salud, de carácter deportivo, de los partidos políticos para actos internos del partido, las de carácter económico, y en general todas aquellas que conlleven comportamientos contrarios a la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Estas informaciones llevan a Vox a hacerse varias preguntas ante una situación que califican de delirante. "En su odio a la religión citan textualmente la exclusión de uso para celebrar actividades de tipo litúrgico. ¿Imagina alguien solicitar el salón de la Alhóndiga para celebrar una misa en una ciudad que cuenta con una magnífica Catedral y la mayor concentración de iglesias románicas de España?, ¿o no saben qué es liturgia?, ¿o quieren impedir que confesiones minoritarias puedan disponer de un espacio para alguna celebración ocasional?" señalan en su comunicado.

Además, añaden, que "el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos determina el derecho a la “Libertad de pensamiento, de conciencia y de religión” e incluye la libertad de practicarla en privado y en público. ¿Por qué estos comunistas excluyen explícitamente el uso para esta actividad?".

"Prohíben, palabra emblemática para cualquier totalitario, que se use para hacer proselitismo, es decir para ganar seguidores o partidarios de una causa o doctrina. ¿Se va a oponer este Ayuntamiento a la celebración de cualquier reunión del colectivo LGTBI que trate de conseguir más adeptos o partidarios de su causa?, ¿o solo se prohíbe si el proselitismo no le gusta al Alcalde?" atacan desde Vox Zamora.

Por último, a Vox Zammora no le ha gustadoo que en la lista de prohibiciones se excluyan actos de partidos políticos por lo que han comparado al gobierno democráticoo del Ayuntamiento de Zamora con "cualquier dictadura": "Pero es que en la redacción de la lista de prohibiciones se excluyen actos de partidos. ¿Están en contra de las actividades de los partidos, como en cualquier dictadura?" finaliza Vox.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído