Vuelve a España la talidomida: lo que debes saber sobre el fármaco marcado por la tragedia

El fármaco provocó graves malformaciones y alteraciones genéticas en niños de mujeres embarazadas que lo habían consumido

Talidomida OCU
Talidomida OCU

La talidomida es un medicamento tristemente famoso por los estragos que causó en los años 50 y 60 del pasado siglo en la vida de miles de familias de distintos países, al ser el responsable del fallecimiento o la aparición de malformaciones muy graves en los hijos de las mujeres a las que se les prescribió este medicamento como remedio para las náuseas del embarazo.

La talidomida es un potente teratógeno, es decir, causa defectos congénitos graves durante el desarrollo del bebé en la mujer embarazada y por eso está absolutamente contraindicado en caso de embarazo.

Talidomida para el mieloma múltiple

La talidomida fue retirada del mercado a principios de la década de los sesenta, pero más de 20 años después se retomó su uso para el tratamiento de enfermedades autoinmunes, cuando se comprobó que la talidomida tiene efecto inmunomodulador, antiinflamatorio y antineoplásico.

Por el momento, en la Unión Europea solo está autorizado para el tratamiento de primera elección de mieloma múltiple no tratado junto con prednisona y melfalán en pacientes de 65 o más años o en pacientes que no sean candidatos a recibir altas dosis de quimioterapia.

En España, se comercializará a partir del día 2 de febrero y solo se dispensará en farmacias hospitalarias.

Debido a la peligrosidad que este medicamento conlleva para el desarrollo de los bebés durante el embarazo, los pacientes candidatos a este tratamiento deberán seguir un estricto plan de prevención de embarazos con objeto de evitar que cualquier mujer embarazada se vea expuesta a este medicamento.

Plan de prevención de embarazos

Este plan debe ser seguido de forma rigurosa, no solo por cualquier mujer en edad fértil sino también por cualquier hombre, ya que la talidomida pasa al líquido seminal. Este plan establece que:

  • Las mujeres fértiles que deban tomar talidomida tienen que usar un método anticonceptivo eficaz, antes, durante y después del tratamiento, y someterse a pruebas de embarazo regulares.
  • Los hombres deberán usar preservativos si mantienen relaciones sexuales con mujeres embarazadas o que puedan quedarse embarazadas, tanto durante el tratamiento como después.

Los detalles concretos del plan de prevención de embarazo se pueden consultar en la Agencia Española de Medicamentos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído