Zamora cuenta con 670 enganches de agua sin regularizar

 Guarido insiste en que la anulación del contrato de la ORA perjudicará económicamente al Ayuntamiento
Guarido insiste en que la anulación del contrato de la ORA perjudicará económicamente al Ayuntamiento

Zamora cuenta con 670 contadores de agua sin regularizar y cuyos usuarios no pagan la factura. Así lo ha asegurado este martes, tras la junta de gobierno, el alcalde de la capital, Francisco Guarido, que ha señalado que estos enganches carecen de un NIF asociado, por lo que no se les puede pasar la factura. Eso sí, el problema está en vías de ser solucionado tras el informe al respecto de los servicios técnicos. Por lo pronto, en el último padrón se han conseguido poner al día 130 de los 800 que funcionaban de este modo.

En ese sentido, Guarido ha rechazado echarle la culpa a los usuarios y ha asumido que lo más probable es que el problema sea de la propia administración: “Lo que estamos haciendo es depurar los enganches para que todo el mundo pague con justicia”, ha explicado el alcalde, que ha apuntado que actualmente existen en Zamora 41.358 enganches, por lo que el porcentaje que suponen los usuarios que no pagan apenas supera el 1.6%.

Del mismo modo, el máximo responsable municipal se ha referido a otro problema en la recaudación del agua, que se realiza de forma bimestral. El conflicto mencionado radica en el hecho de que existen empresas y administraciones públicas que pagan la cuota doméstica, más barata que la comercial y la industrial, las que les corresponderían según la ordenanza: “Los servicios técnicos decidirán cuál de las otras dos es”, ha comentado Guarido.

En cuanto a los detalles de esta disfunción en los pagos, el alcalde ha matizado que se trata de 137 enganches situados en entidades públicas, un número indeterminado en empresas y 98 pertenecientes a la Iglesia, cuya situación está aún por determinar. “Es muy difícil calcular cuánto dinero supone, pero diría que lleva pasando toda la vida”, ha concluido el responsable municipal. 

Lo cierto es que, en el último padrón, el Ayuntamiento recaudó 648.000 euros, por lo que si la cantidad de dinero que deja de pagar el porcentaje de usuarios cuyo enganche no está regularizado fuese similar a la media de lo que abona el resto, la institución municipal estaría dejando de percibir más de 10.000 euros cada dos meses por culpa de este problema.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído