Zamora, la provincia con menor porcentaje de incidencias en los centros educativos

Un 52% de los centros registraron problemas durante el pasado curso 2021-2022

Carlos García

0 Comentarios

CEIP Obispo Nieto
CEIP Obispo Nieto

La convivencia en los centros educativos de la provincia han registrado unas mejores cifras de convivencia en el curso 2021-2022 con respecto a la referencia del curso anterior. Durante el pasado curso 2021-2022, un total de 51 centros de la provincia registraron incidencias de convicencia, como pueden ser casos de bullying o de ciberacoso. Este dato convierte a la provincia con un menor porcentaje de centros que haya registrado incidencias en el último curso, con un 52,04%, mejorando en casi dos puntos el 54% del curso anterior. De estos 51 centros, 41 son públicos y 10, concertados.

La Consejería de Educación ha presentado esta mañana los datos de convivencia escolar de los cursos 2020-2021 y 2021-2022 a la Sección de Convivencia Escolar del Observatorio de la Comunidad.

Durante la presentación, se han destacado las actuaciones que ya llevan a cabo los centros educativos para mejorar la convivencia. Cada curso, la comunidad educativa está más concienciada de la necesidad de intervenir de forma inmediata ante cualquier comportamiento contrario a las normas de convivencia. Esta rápida intervención ha supuesto que se incrementen los procesos de mediación (que han pasado de 1.886 en el curso 2020-2021 a 1.947 en 2021-2022) y los procesos reeducativos (de 1.257 a 1.375).

La Consejería de Educación sigue poniendo en marcha medidas y recursos para mejorar la convivencia en los centros. Así, se amplía el programa de atención psicológica al alumnado y la herramienta ‘Socioescuela’, que se ofrece a todos los centros escolares de Castilla y León. Este programa permite obtener información precisa sobre las relaciones entre el alumnado y detectar situaciones conflictivas y dinámicas sociales negativas (acoso, aislamiento, liderazgos negativos). Una rápida detección de estas situaciones facilita la posibilidad de la aplicación temprana de pautas para su prevención y tratamiento. Como novedad, este programa contará con nuevos formularios para detectar problemas frecuentes entre el alumnado adolescente, como dificultades emocionales, autoestima, perfeccionismo o relación perjudicial con las TIC. Esta prueba se ha desarrollado ya en algunos centros donde ha sido muy bien acogida.

Se refuerzan, además, las actuaciones de formación en educación emocional y convivencia escolar dirigidas a profesorado, alumnos y familias. Esta formación resulta imprescindible para seguir sensibilizando a la sociedad y que los centros, los padres y los propios alumnos sean capaces de identificar cualquier incidencia relacionada con la convivencia de forma temprana, para poder seguir siendo eficaces con los procesos de mediación.

Del mismo modo, los coordinadores de convivencia seguirán contado con formación personalizada y adaptada a sus nuevas funciones. El departamento que dirige Rocío Lucas realiza una apuesta decidida por la educación emocional del alumnado: trabajar la empatía, la asertividad o la creatividad son aprendizajes necesarios para la resolución y prevención de los conflictos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído