​Una zamorana operada de cáncer recibe una ayuda de acompañamiento de 13 euros después de 15 días en el hospital

La familia considera que hay una discriminación “sin saber por qué” y resalta que solamente exige lo que le pertenece

Una profesional sanitaria accede a la zona de hospitalización
Una profesional sanitaria accede a la zona de hospitalización

“Un despropósito”. Así considera la familia de una zamorana operada de cáncer el año pasado en Valladolid la resolución de una ayuda por desplazamiento y acompañamiento por parte del Sacyl, y es que la ayuda que estima Sanidad es de 13,37 euros.

La hija de la afectada, en declaraciones a Zamora24Horas, ha explicado que su madre vivió una operación a vida o muerte en el hospital e Valladolid, en el que estuvo 15 días ingresada y durante la estancia se enteraron de que se podían solicitar unas ayudas de desplazamiento y acompañamiento para cuando se dan estos casos, ayudas que se podían solicitar en el plazo de un año.

La hija de la afectada solicitó la ayuda y su sorpresa llegó cuando en la resolución de la misma se estima que tienen que darle 13,37 euros cumpliendo prácticamente todos los requisitos, como ser paciente oncológico, para la obtención de la misma y comienza a preguntarse “cómo puede ser esto si mi madre cumple todas las condiciones”.

Su estupefacción ha ido más allá cuando mantiene conversaciones con familiares de pacientes de otras provincias que permanecían en el hospital durante las mismas fechas y conoce que estos pacientes han obtenido ayudas de unos 200 euros.

Ante este hecho, la hija ha procedido a informarse en la Gerencia de Zamora y señala que es “un despropósito” puesto que la respuesta que se ha llevado es que a su madre “le daban de comer en el hospital y había enfermeras que la cuidaban”, algo que considera indignante: “como si mi madre no necesitase a nadie cuando estuvo una semana que no podía ni tocar el timbre de la habitación” y le han llegado a decir que no tenían “el documento específico de que el médico indicase que tenía que estar acompañada”.

“Cómo no voy a estar con mi madre ante una operación de esa magnitud”. La hija de la afectada considera estos hechos “una vergüenza” porque “todos tenemos que tener los mismos derechos, no exijo nada que no me pertenezca pero te discriminan sin saber por qué y no entiendo esta deshumanización”, por lo que ya se ha puesto manos a la obra para realizar una reclamación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído