Dos detenidos por estafar más de 2.800 euros a un usuario mediante el método de 'vishing'

La técnica utilizada había sido la solicitud del importe, vía telefónica, de una supuesta factura impagada, derivada de un fallo informático a causa de la fusión de Liberbank y Unicaja.

0 Comentarios

Una chica hace gestiones con el teléfono móvil. EP
Una chica hace gestiones con el teléfono móvil. EP

La Guardia Civil ha detenido a dos personas por tres delitos de estafa consumada y un delito de blanqueo de capitales. Para lograr engañar a las víctimas, se valían de un método conocido como vishing, una modalidad del phishing en la que el autor se pone en contacto telefónico con la víctima potencial y, haciéndose pasar por una empresa, solicita algún tipo de información sensible, pago de una factura atrasada, entre otros.

Según indica Europa Press, a principios del verano de este 2022 se interpuso una denuncia en el acuartelamiento de Santa Olalla. Un vecino de la cercana localidad de Otero creía haber sido estafado.

La suma del dinero presuntamente sustraído era de más de 2.800 euros, y el método que habían utilizado había sido la solicitud del importe, vía telefónica, de una supuesta factura impagada, derivada de un fallo informático a causa de la fusión de Liberbank y Unicaja.

Tras la recepción por parte del Equipo @ de Torrijos, comenzaron las investigaciones. En primer lugar, tratar de recopilar hechos semejantes a fin de poder trazar un perfil delictivo. Al analizar la cuenta beneficiaria de la operación, se obtiene que se habían realizado otras dos transferencias semejantes, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Los agentes contactaron con el titular de la cuenta ordenante de la operación, y detalló que había sufrido un hecho semejante pero en su caso, una vez realizada la transferencia, recibió una segunda llamada informándole de que no se había realizado por un fallo en el proceso, y debía repetir los pasos. En esta ocasión, realizaron dos transferencias mediante engaño de más de 1.800 euros.

De los resultados obtenidos, se obtiene la identidad del propietario de la cuenta que recibía las transferencias. Un vecino de la localidad de Parla.

Tras investigar más en profundidad a la persona, los agentes no solo pudieron comprobar que la cuenta utilizada para transferir el dinero estafado era su cuenta habitual donde ingresaba su nómina y hasta tenía domiciliados los recibos habituales, sino que otro varón blanqueaba el dinero obtenido de las estafas comprando bonos de juego en un local de apuestas que más tarde vendía para recuperar el dinero.

De esta forma, se limpiaron presuntamente 1.800 euros de los más de 6.500 que habían obtenido mediante el modus operandi del vishing.

Finalmente, la operación bautizada como Sacafi_Energy se salda este mes de octubre con la detención de un varón de 35 años por dos delitos de estafa y otro de 23 por un delito de blanqueo de capitales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído