El PSOE, Unidas Podemos y Esquerra Republicana han sumado al PP, Ciudadanos, PNV y Foro Asturias para impulsar un grupo de trabajo en el Congreso que estudie posibles cambios legales para facilitar la instalación de puntos de recarga eléctrica y de hidrógeno y su impacto en la industria de la automoción.

Así, su propuesta para crear una subcomisión fue avalada esta semana por amplia mayoría por la Comisión de Industria, Comercio y Turismo de la Cámara Baja, con la única oposición de Vox. La propuesta deberá ser avalada por el Pleno del Congreso para proceder a su puesta en marcha.

En declaraciones a Europa Press, el principal impulsor de la iniciativa, el diputado de ERC Joan Capdevila, espera el amplio consenso demostrado en la votación "se mantenga en un ánimo propositivo y constructivo que permita convertir en oportunidades las amenazas que se ciernen sobre este importante punto crítico de la movilidad sin emisiones.

"Al fin es lo que todos, excepto los negacionistas, buscamos", ha apostillado, irónicamente, el presidente de la Comisión de Industria del Congreso, aludiendo veladamente a voto contrario de los diputados de Vox.

Con esta subcomisión, Capdevila espera poder "escuchar a todos los actores en esta ecuación, públicos y privados" y en seis meses poder presentar "una lista de cuellos de botella, particularmente legislativos, que para eso está el Poder Legislativo, pero también industriales, que pueden impedir una rápida y eficiente implementación de puntos de recarga".


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído