Los mejores consejos para tratar gripes y resfriados

Es tiempo de catarros y resfriados. ¿Por qué se producen? ¿Qué efectos tienen?

Mujer enferma con gripe o resfriado. Archivo. EP
Mujer enferma con gripe o resfriado. Archivo. EP

Catarros, resfriados, procesos gripales o covid-19... pueden tener síntomas comunes, pero son diferentes, y también la forma de tratarlos es distintas.

¿Qué es un resfriado? 

Un resfriado o catarro es una infección de las vías respiratorias superiores cuyos síntomas se manifiestan en forma de congestión nasal, moqueo, estornudos, dolor de garganta, tos, fiebre ligera, dolor de cabeza y malestar.

La causa: virus respiratorios

Los virus responsables de estas afeccciones pueden ser de la familia de los coronavirus, de los adenovirus, de la familia de los virus de la gripe, etc. Pero los principales causantes de resfriados son los virus de la familia de los rinovirus, responsables de hasta la mitad de los resfriados. Cada familia de virus se caracteriza por circular en determinadas estaciones: los rinovirus se encuentran presentes a lo largo de todo el año, pero con máxima presencia al comienzo del otoño. 

¿Cómo se contagian estos virus respiratorios?

Aunque desarrollemos inmunidad frente a algunos de estos virus, hay tantos subtipos de un mismo virus (solo la familia de los rinovirus incluye más de 100 variantes), que podemos volver a enfermar si nos contagiamos con otro de la misma familia. El contagio se produce por contacto a través de las manos tras haber tocado a una persona u objeto contaminado y luego tocarse ojos o mucosa nasal, o por inoculación al entrar en contacto a través de la mucosa nasal o conjuntiva con partículas respiratorias infectadas de gran tamaño o bien por inhalación de pequeñas partículas respiratorias que expelemos al estornudar o toser.

El periodo de incubación es de unas 72 horas. Los síntomas del resfriado se deben sobre todo a la respuesta inmunitaria de nuestro organismo.

Resfriados en niños: los mejores medicamentos

De media se estima que los menores de seis años pueden sufrir entre 6-8 resfriados al año entre septiembre y abril con una duración típica de unos 14 días, mientras que los niños más mayorcitos y los adultos sufren un resfriado unas 2-4 veces al año y los síntomas duran la mitad.

En bebés los síntomas típicos son la fiebre y el moqueo, y también irritabilidad, la disminución del apetito, dificultad para dormir...

En niños más mayores los síntomas más típicos son la congestión nasal, el moqueo y la tos. También dolor de garganta, ronquera, dolor de cabeza, irritabilidad, pérdida de apetito e inflamación de los ganglios linfáticos. La fiebre no es un síntoma común del resfriado: si aparece puede indicar una infección bacteriana (una otitis, una sinusitis, una neumonía...).

Cómo tratar el resfriado en niños

No hay antivirales para el tratamiento de los virus más comunes causantes de los resfriados (salvo para los virus de la gripe), por lo que el tratamiento va dirigido únicamente a aliviar los síntomas del resfriado. De entrada es recomendable:

  • Mantener una adecuada hidratación para ayudar a fluidificar las secreciones mucosas.
  • Tomar líquidos calientes (por ejemplo, caldos) además de eso alivia y suaviza la mucosa respiratoria.
  • Usar suero fisiológico para ayudar a eliminar las secreciones nasales y promover la descongestión nasal. En bebés puede ser necesario usar una pera nasal para succionar el moco tras aplicar la solución salina, pero la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda no abusar de las peras nasales, usarlas una o dos veces al día y solo si hay mucho moco.

Niño enfermo sofa

En cuanto a los medicamentos para el resfriado de los niños hay variedad de fármacos sin receta para el alivio de los síntomas del refriado, pero la mayoría solo se pueden usar a partir de los 6 años  

  • Para los menores de 2 años solo se puede recurrir al paracetamol o el ibuprofeno para aliviar la fiebre o el malestar general.
  • A partir de los 2 años de edad, más allá del paracetamol y el ibuprofeno, están autorizados:
  • Mucolíticos, medicamentos que ayudan a reducir la viscosidad de las secreciones respiratorias haciendo más fácil expulsarla: el ambroxol, la acetilcisteína y la carbocisteína.
  • Inhibidores de la tos, es decir, medicamentos que suprimen la tos seca o improductiva, como el dextrometorfano y la cloperastina.
  • A partir de 6 años, aparte de los anteriores, hay otros medicamentos sin receta que introducen otros principios activos en su composición como, por ejemplo:
  • Antihistamínicos, que alivian el moqueo nasal como la difenhidramina, triprolidina o la clorfenamina.
  • Vasoconstrictores, que producen descongestión nasal como la pseudoefedrina o la fenilefrina.
  • Expectorantes, que ayudan a expulsar las secreciones respiratorias como la guaifenesina.

Precauciones con los medicamentos anticatarrales en niños

Los principios activos autorizados se encuentran comercializados, solos o combinados entre sí, en forma de jarabe o solución oral, bajo distintas marcas.

  1. Usa preferentemente aquellos que lleven tapón de seguridad.
  2. En el caso de los jarabes o soluciones orales para los niños utilice las cucharas medidoras que se incluyen en el envase o en su defecto una jeringa.
  3. No combines diferentes anticatarrales ya que se aumenta la posibilidad de efectos adversos o sobredosificación.
  4. Respeta la dosis recomendada indicada en el prospecto del medicamento.
  5. No des medicamentos a niños fuera del rango de edad indicado en el prospecto del medicamento.

Los resfriados en adultos

Los síntomas del refriado varían de una persona a otra: los más habituales son el moqueo nasal, la congestión y el dolor de garganta. Otro síntoma frecuente es la tos, que suele ser el síntoma que más tarda en desaparecer. La fiebre no es un síntoma común de los resfriados en adultos y en caso de aparecer suele ser una fiebre ligera. Otros posibles síntomas son: estornudos, malestar general, dolor de cabeza y presión o molestias en los oídos y en la cara.

Por lo general, los resfriados en los adultos duran entre 3 y 10 días, aunque pueden llegar a durar hasta dos semanas, por ejemplo, en personas fumadoras.

enferma

Tratamiento del resfriado en adultos

Como no hay antivirales disponibles para los virus causantes de los resfriados, el tratamiento va dirigido únicamente a aliviar los síntomas del resfriado. En función de qué síntomas sean predominantes puede ser conveniente tomar unos determinados principios activos u otros:

  • Analgésicos como el paracetamol o antiinflamatorios como el ibuprofeno o el ácido acetilsalicílico sirven para aliviar el malestar general, el dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de oídos y para bajar la fiebre.
  • Antitusivos como el dextrometorfano o la cloperastina para inhibir la tos seca o improductiva.
  • Mucolíticos como la acetilcisteína, la carbocisteína, el ambroxol, la bromhexina o la brovanexina para disminuir la viscosidad de las secreciones respiratorias y facilitar su expulsión.
  • Expectorantes como la guaifenesina para aumentar el volumen y reducir la viscosidad de las secreciones respiratorias.
  • Vasocontrictores como la pseudoefedrina o la fenilefrina para disminuir la congestión nasal.
  • Antihistamínicos como la clorfenamina, la difenhidramina, la doxilamina o la triprolidina para aliviar el moqueo nasal.

Todos estos principios activos se encuentran presentes, ya sean solos o combinados, en la composición de la mayoría de los anticatarrales de administración oral tipo Frenadol, Couldina, Bisolgrip, etc. Es importante indicar al farmacéutico cuáles son los prinicipales síntomas . Por lo general solemos encontrar medicamentos que combinan analgésico con antihistamínico y descongestionante o antitusivo, o antitusivo, descongestionante y antihistamínico, o simplemente antitusivo y  expectorante.

Además hay otros tipos de medicamentos para el alivio de algunos síntomas del resfriado como:

  • Pomadas de aplicación tópica a base de sustancias aromáticas como el alcanfor, trementina, mentol, eucalipto y timol, que se aplican sobre el pecho y la espalda hasta tres veces al día. Las sustanciass que contienen ayudan con la congestión nasal y alivian la tos. En España se comercializan dos marcas, Vaporub y Mentobox.
  • Pastillas para chupar que alivian el dolor de garganta a base de antiinflamatorios como el flurbiprofeno o la bencidamina, o a base de anestésicos locales como la benzocaína o la lidocaína.

Recomendaciones con los anticatarrales en adultos

Siempre es importante indicar al farmacéutico si tenemos alguna otra patología ya que cada principio activo tiene una serie de contraindicaciones, advertencias y precauciones de uso e interacciones con otros medicamentos diferentes: por ejemplo, los antihistamínicos de primera generación suelen tener efecto anticolinérgico, lo que en personas de edad avanzada puede desencadenar: mareos, sedación, confusión, hipotensión, sequedad de boca, retención urinaria, etc. O los descongestionantes están contraindicados en personas que tienen hipertensión arterial, problemas de corazón, historia de ictus hemorrágico, glaucoma de ángulo cerrado, etc.

¿Qué medicamentos contra el resfriado puede tomar una embarazada?

Durante el embarazo hay que tener especial precaución con los medicamentos, especialmente en los primeros meses. En el caso de una afección catarral o resfriado, infecciones autolimitantes (es decir, que se resuelven solas), lo mejor es recurrir a alternativas que permitan aliviar los síntomas sin tomar fármacos: beber mucho líquido, optar por infusiones y caldos, caramelos para suavizar la garganta...

Los mejores remedios contra la gripe

Como sucede con cualquier medicamento, también con un anticatarral es importante leer el prospecto del medicamento y consultar antes con el farmacéutico.

¿Y si en vez de un catarro tenemos gripe? En ese caso, te recomendamos informarte bien de qué tomar y qué no tomar para combatir esta enfermedad.

TRATAMIENTOS Y REMEDIOS CASEROS CONTRA LA GRIPE

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído