Trucos para evitar que te afecte el cambio de hora

Unos consejos te ayudarán a evitar este problema que, en teoría, tiene las horas contadas

1 Comentarios

Aumentan los casos de insomnio
Aumentan los casos de insomnio

Empieza el "horario de invierno"

El cambio de hora dos veces al año tiene, en teoría, los días contados: tras realizar una consulta pública a los ciudadanos y hacer un balance de sus implicaciones, todo apunta a que se abolirá el cambio semestral, con lo que ya no habrá que adelantar ni retrasar los relojes... pero ese momento, que parecía inminente antes de la pandemia, aún no ha llegado.

Por eso, este fin de semana, una vez más toca cambiar la hora: en la madrugada del 30 de octubre nos toca retrasar el reloj, con lo que ese día tendrá una hora más.

Una cuestión polémica

El Parlamento Europeo aplazó en su momento la supresión del cambio horario a  este 2021, aunque los países deberían haber definido sus preferencias antes de abril de 2020. Pero el momento de la decisión sigue dilatándose en el tiempo: la crisis provocada por el coronavirus, de entrada, pero después, la realidad es que las circunstancias europeas siguen complicándose, lo que ha retrasado las cosas… Además, ¿qué horario elegir? Esa es la cuestión.

niño durmiendo

En España gusta más el horario de verano

España (salvo Canarias) está en el mismo huso horario de Francia y Alemania, una hora más que Portugal y Reino Unido. Es el Horario Central Europeo (CET) que equivale al Tiempo Universal Coordinado (UTC) más una hora, UTC +1. Pero en verano, con el cambio de hora, que en España empezó a aplicarse en 1974,e l horario en vigor es el Horario Central Europeo de Verano (CEST), que equivale al Tiempo Universal Coordinado (UTC) más dos horas, UTC+2. Este cambio está regulado por la Directiva 2000/84

Según el barómetro del CIS de noviembre de 2018, la mayoría de los españoles quería suprimir el cambio de hora (62,5%) y la mayoría opta por quedarnos en el horario de verano (65,4%). En un sondeo realizado por OCU a través de sus redes sociales los resultados aún eran más claros a favor del horario de verano, que es el favorito de más del 70% de los que respondieron.

Sin embargo, en España, los expertos recomiendan el horario de invierno. La polémica está servida: un comité de expertos trabaja en analizar las posibles consecuencias de la decisión.

¿Horario de verano o de invierno?

La decisión es difícil porque según la estación del año nos acoplamos mejor en un huso u otro y con unos países u otros: en primavera y otoño, por la orientación del eje de la tierra durante los equinoccios, encajamos con Portugal y Reino Unido (el meridiano de Greenwich pasa por Zaragoza), mientras que, en invierno, en España, amanece a la vez que en Francia y Alemania (aunque estemos más al oeste, ellos están más al norte y esas diferencias se compensan) y en verano anochece a un tiempo similar.

A favor del horario de invierno

  • La hora de amanecer llega antes, y eso es importante en invierno, cuando el sol sale más tarde.
  • La actividad diaria se desplaza en los meses de primavera y verano más hacia la mañana.
  • Se ajustan los horarios a la luz solar, con lo que se favorece la conciliación y se dispone de más horas de sueño.

A favor del horario de verano

  • Las tardes se alargan, hay más "día"..
  • En invierno también anochece más tarde, lo que da algo más de margen para hacer determinadas actividades, sobre todo al aire libre.
  • Otras actividades comerciales y turísticas se ven favorecidas porque anochezca más tarde.  

Cómo nos afecta el cambio de hora 

En cualquier caso, dejando a un lado los criterios económicos, de sostenibilidad o de consumo energético con los que se justifica el adelanto o el atraso del reloj dos veces al año, en la madrugada de este domingo, todos los europeos deberemos retrasar una hora nuestros relojes: a las 03:00 horas serán las 03:00 (en Canarias, a las 2:00 será la 1:00). Lo cierto es que este cambio de hora puede suponer para nuestro organismo un ligero desajuste, que normalmente no tiene consecuencias para la salud. Ese desajuste entre nuestro ritmo biológico interno y la distinta exposición a la luz natural se resuelve espontáneamente. 

Aun así, de manera transitoria, hay personas que pueden sufrir alteraciones del estado de ánimo. En algunos casos (quien sufra migrañas, por ejemplo) también sentirán cambios en la frecuencia e intensidad de los síntomas.

¿Cómo afecta el cambio de hora a tu salud?

10 consejos para dormir mejor con el cambio de hora

Para evitar problemas con el cambio horario y ya de paso estar más sano, basta seguir estos consejos:

  • Procura mantener un horario regular de sueño: acuéstate y levántate siempre a una hora parecida (también en fines de semana).

  • Duerme las horas que necesites para estar fresco durante el día: ni más ni menos.

  • Si eres aficionado a las siestas, ten en cuenta que son mejores las que duran 20 minutos o menos.

  • Haz ejercicio regularmente, pero nunca justo antes de meterte en la cama o te costará conciliar el sueño.

  • No consumas bebidas estimulantes (café, té, refrescos de cola, alcohol...) en las 4-6 horas anteriores al momento de acostarte.

  • No cenes demasiado: es mejor una cena ligera al menos 2 horas antes de dormir. 

  • Prepara un ambiente de sueño apropiado: oscuro, silencioso, de temperatura agradable y bien ventilado.

  • Descansa sobre un colchón cómodo: ni muy rígido ni muy blando. 

  • Si tienes problemas para conciliar el sueño, no lo fuerces: relájate y evita mirar el reloj.

  • Si no consigues dormir, vete a otra habitación y relájate (por ejemplo leyendo) hasta que te pesen los párpados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído